Llucal·lari: De base militar a huerto okupa y pronto, reducto de turistas que buscan tranquilidad – menorca al día
Skip to content

Llucal·lari: De base militar a huerto okupa y pronto, reducto de turistas que buscan tranquilidad

Al estilo de la hazaña de los voluntarios de la Isla del Rey que recuperaron aquel patrimonio

cañón llucalari
cañón llucalari
Se habilitarán las viejas instalaciones para ser visitadas

La empresa francesa Mare e Terra, con Laurent Morel al frente, sigue con una visión de cómo invertir en Menorca recuperando edificios abandonados y confiriéndoles otro aspecto totalmente diferente; el de una oferta de calidad para un turista que quiere alejarse de todo.

En declaraciones a Radio Menorca, Morel ha compartido su visión de lo que puede llegar a ser su proyecto de Llucal·lari. Un lugar de descanso con magníficas vistas, rodeados de naturaleza, con servicios de calidad y con unas pintorescas instalaciones militares con cañón para defensa de la costa incluido. Aunque en un principio se forjó un proyecto aún más ambicioso, el francés ha topado con una compleja legislación territorial que no ha dado facilidades. No obstante, han ido avanzando los trámites de manera que ahora está más cerca de hacerlo realidad. La inversión supera los dos millones de euros y, siguiendo la línea de lo que consiguió en su día con el hotel Can Faustino en el centro de Ciutadella, pretende dar valor y amplitud a una oferta que considera que necesita Menorca.

El concepto de respeto por el medio y el paisaje es una de las premisas que asume el francés. Según explica, el cliente ve en Menorca un destino para una estancia de relax, tranquilidad e inmerso en sus mejores cualidades. En este sentido, Menorca se ve como una joya natural que merece la pena ser visitada. Para conseguir un cliente de calidad, que gaste, se precisa una inversión dirigida a ofrecer unos mínimos de servicios de calidad, alejándose del concepto de todo incluído por el que Morel no apuesta.


Deja un comentario

Your email address will not be published.