El Consorcio de Suelo Rústico de Menorca endurece su código de multas para obras ilegales – menorca al día
Skip to content

El Consorcio de Suelo Rústico de Menorca endurece su código de multas para obras ilegales

Se podrán imponer sanciones del 10 % del valor del proyecto durante un máximo de 12 meses a los responsables de trabajos sin demoler

Primer encuentro.
Primer encuentro.
Es la primera cita con representación de todos los municipios desde 2011.

Ayer tuvo lugar la junta de Gobierno del Consorcio para la protección de la legalidad urbanística en suelo rústico de Menorca. Fue la primera donde estaban convocados todos los municipios de la isla de Menorca desde 2011, después de que Ciutadella firmara el decreto de adhesión al Consorcio el pasado 6 de octubre.

“Se trata de una primera toma de contacto muy positiva y con la sensación de que el Consorcio para la protección de la legalidad en suelo rústico ya está con todos los motores encendidos para recuperar la coherencia en su acción y restablecer la situación de normalidad en el trabajo del día a día de la entidad”, afirmó Susana Mora, Presidenta del Consorcio y Vicepresidenta primera del Consll. “No sólo hemos logrado la inclusión de Ciutadella, sino que también hemos recuperado el equipo técnico del Consorcio y se están tomando decisiones políticas que, poco a poco, se podrán visualizar”.

Criterios de priorización
En esta reunión, además de los trámites ordinarios que habitualmente se tratan, el Consorcio acordó la redacción de un protocolo de actuación para establecer los criterios de priorización en la tramitación de todos los expedientes, incluyendo su completa finalización. Es decir, incluyendo la demolición voluntaria o subsidiaria, en su caso, y de restitución del estado original de la finca.
En este sentido, se prevé el inicio de una campaña de actuaciones que se basarán en la imposición de multas coercitivas para obligar al responsable o responsables de una construcción ilegal que ejecuten de forma “voluntaria” del orden de demolición ya firme. Todo ello, aprovechando el nuevo mecanismo administrativo de la Ley 2/2014 de ordenación y uso del suelo de las Islas Baleares previo a la demolición subsidiaria.
Estas multas coercitivas se impondrán cada mes hasta un máximo de 12 veces, cada una de ellas con la cuantía correspondiente al 10% del valor de las obras objeto de la orden de demolición. Estas multas son independientes de la sanción impuesta, es decir, el pago de las multas coercitivas no exime del pago de la sanción correspondiente, y viceversa. Todo ello sin perjuicio de que si en un año no se ha restituido, el Consorcio podrá llevar a cabo la ejecución subsidiaria a costa del responsable o responsables.

Reuniones periódicas
Además, los ayuntamientos demandaron la reanudación de las reuniones periódicas bilaterales entre los técnicos de cada consistorio y los del Consorcio, con el objetivo de impulsar y desembolsar el cúmulo de expedientes.
Por otra parte, se presentó el logotipo del Consorcio, que hasta ahora no tenía. “Se trata de un paso importante para la imagen y la visualización de la entidad y para la posterior creación de la página web”, afirmaron sus responsables. En este sentido, cuando la nueva página web, que está en proceso de creación, sea una realidad se podrá utilizar como portal de transparencia del Consorcio.


Deja un comentario

Your email address will not be published.