Manifiesto contra la violencia de género – menorca al día
Skip to content

Manifiesto contra la violencia de género

Mujeres en Igualdad de Menorca

Una lacra social.
Una lacra social.
Acabar con la violencia machista es tarea de todos.

Hoy, 25 de noviembre, conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Son cientos de miles las mujeres que aún hoy sufren violencia sólo por el hecho de hay hombres que se consideran superiores e intentan demostrar su supremacía utilizando la violencia física, psicológica, sexual y de control. Más de 860 mujeres han muerto en España desde 2003 como consecuencia de esta terrible lacra. En lo que llevamos de año, ya son 39 las mujeres que han fallecido tras ser asesinadas por sus parejas o exparejas y 25 niños y niñas han quedado huérfanos a causa de la violencia machista. Hoy, y todos los días del año, manifestamos nuestra condena absoluta ante la violencia de género y nuestro apoyo incondicional a las víctimas, ya sean mujeres o sus hijos e hijas.
España ha conseguido importantes avances en la lucha contra la violencia de género a lo largo de las últimas décadas. Somos un país referente en la lucha contra la violencia de género en la Unión Europea, como se ha puesto de manifiesto en el Convenio de Estambul, el tratado internacional de mayor alcance para hacer frente a esta grave violación de los derechos humanos, estableciendo una tolerancia cero con respecto a la violencia hacia la mujer.
El sistema VIOGEN, los juzgados específicos de Violencia sobre la Mujer, la orden de alejamiento y protección, la Ley 1/2004, la Red Nacional de Centros de Acogida, la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género, los contratos bonificados a víctimas, la justicia gratuita con independencia de los recursos económicos y el asesoramiento previo a la denuncia son algunas de las múltiples herramientas de que disponemos para poner a disposición de las víctimas.
Sin embargo, el día a día nos demuestra que la mayoría de las mujeres todavía no denuncia. Solo el 28,5% de los casos llega a los tribunales. Las víctimas siguen padeciendo esta terrible y dolorosa situación en soledad, lo que obliga, a toda la sociedad, a realizar un mayor esfuerzo en torno a:
 La Unidad de todos: partidos políticos, asociaciones, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, judicatura, sociedad civil… Todos somos importantes porque todos podemos ayudar a una víctima o denunciar una situación de maltrato. Con unidad somos más fuertes y generamos más confianza en más víctimas.
Hace días se dio un primer y decisivo paso hacia el ansiado Pacto de Estado contra la Violencia de Género. El Congreso de los Diputados puso la primera piedra al aprobar, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, una subcomisión para mejorar las medidas de protección integral de las mujeres víctimas.
Este principio de acuerdo de todos debe ser el primer paso para el tan necesario Pacto de Estado.
 Sensibilizar e informar para que aumenten las denuncias. Sin denuncia, el sistema no se puede poner en marcha y resulta más complicado tener conocimiento de esta situación de maltrato.
Sin denuncia, es muy complicado proteger, pero debemos entender que en la mayoría de casos las mujeres están sumidas en un escenario donde el miedo las paraliza. De hecho, una de cada seis solicita no declarar contra su agresor.
Debemos apoyar a las víctimas, antes, durante y después de presentar una denuncia, explicándole los recursos a los que pueden acceder. Nosotros mismos también podemos denunciar si la víctima no encuentra la fuerza necesaria para romper con esa difícil situación. Entre todos, debemos romper con el Silencio Cómplice.
 Crear nuevos referentes para que nuestros jóvenes distingan una relación sana de aquella que no lo es y aprendan a hacer un uso adecuado de las nuevas tecnologías.
Ante el aumento de la violencia entre adolescentes, debemos redoblar nuestro esfuerzo en explicar que el amor NO ES control; que el amor no son celos y que no debemos permitir que las nuevas tecnologías se conviertan en un instrumento de control y de ruptura de la intimidad.
 Apostar por el acceso al empleo como uno de los mejores medios para que las mujeres agredidas, una vez que han superado la situación de maltrato, puedan integrarse en la sociedad. Los contratos bonificados continúan aumentando y ya son 91 las empresas implicadas en la Alianza de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género.
 Impulsar el conocimiento de los nuevos delitos recogidos por el Código Penal para adecuarnos a los compromisos del Convenio de Estambul: matrimonios forzosos, mutilación genital femenina, acoso o stalking, sexting (divulgación no autorizada de imágenes), introducción de la agravante de género, la Trata de seres humanos, delitos de odio…
Buscamos cómplices en esta lucha.
Buscamos sensibilizar y despertar el compromiso de toda la sociedad para que las víctimas sepan que no están solas ni indefensas, que las instituciones van a ponerse de su lado para ayudarlas.
En nuestras manos, en las de las entidades sociales, en las de la justicia, en las de los medios de comunicación, en las de los familiares, compañeros y amigos, definitiva; en la de todos, está poder lograrlo.


Deja un comentario

Your email address will not be published.