(Fotos) El Pasqual Calbó más polifacético – menorca al día
Skip to content

(Fotos) El Pasqual Calbó más polifacético

Año Calbó
Año Calbó
La exposición será el gran evento para recordar a Pasqual Calbó en el bicentenario de su muerte.

Pintor, pedagogo, ingeniero naval y cultivador de muchas  otras ciencias. Así se podría definir a Pasqual Calbó de quien este año se celebra el bicentenario de su fallecimiento. Para recordar su figura y mostrar las muchas facetas qeu cultivó más allá de su pintura el Museu de Menorca acogerá desde este jueves y hasta el mes de septiembre  una exposición en torno a Calbó. Irá acompañada de una treintena de actividades  repartidas por toda la isla.

Pasqual Calbó es conocido y reconocido como el pintor menorquín más destacado de su época, pero su aportación va mucho más allá de su producción artística. “Con este Año Pasqual Calbó queremos poner de relieve toda su rica personalidad y mirarlo dentro de su contexto, que nos ayudarán a conocer mejor la Menorca Ilustrada y su dimensión en la cultura europea del momento ” explicó el conseller de Cultura, Miquel Àngel Maria.

El Museo de Menorca se adhiere a esta celebración con la organización de la exposición Pasqual Calbó y Caldés (1752-1817), que quiere ser la mayor exposición monográfica que se ha hecho nunca sobre el pintor ilustrado. “La exposición que presentamos hoy es, sin duda, la actividad más destacada, de más larga duración y que tendrá más eco de todas las que hemos programado este año “,  subrayó María.

El proyecto expositivo reúne cuarenta y cinco obras -la mayoría pertenecen a colecciones privadas y algunas de ellas nunca mostradas al gran público- siguiendo un discurso marcado por la su biografía. La muestra recopila su gran tour europeo de formación, durante  su juventud, que lo pusieron en relación con las nuevas tendencias artísticas que iniciaban Neoclasicismo; los tratados científicos didácticos que escribió, y que nos permiten entenderlo como profesor en la ciudad de Maó de finales del XVIII y principios del XIX; y – según explica el conseller- “el uso de la lengua en la redacción de estos tratados, que resulta ser un testimonio único en el territorio lingüístico catalán en una época en que debido a la  uniformización borbónica de España, el catalán había prácticamente desaparecido como lengua de cultura, de prestigio y académica “.

 


Deja un comentario

Your email address will not be published.