Mos Movem dice que “Armengol nos toma por tontos” y mantiene la manifestación del 18 de febrero – menorca al día
Skip to content

Mos Movem dice que “Armengol nos toma por tontos” y mantiene la manifestación del 18 de febrero

Piden que el catalán sea un mérito en la sanidad balear, no un requisito: "Todo lo demás son fuegos de artificio"

Imagen de la manifestación en Menorca.
Imagen de la manifestación en Menorca.

La plataforma Mos Movem liderada por la empresaria menorquina Úrsula Mascaró y que se opone al decreto del catalán en la sanidad pública balear, mantiene la convocatoria de manifestación el próximo 18 de febrero a las 11:30 horas en la Plaza España de Palma. Consideran que los cambios anunciados por el Govern no son suficientes y no se creen la propuesta. Aseguran que Armengol “toma a los ciudadanos por tontos o no se ha enterado de que va la cosa”. Insisten en seguir adelante ya que “una gran mayoría de los ciudadanos de estas Islas, incluidos los ocho gerentes de los Hospitales de Baleares, están en contra del decretazo que obliga a los trabajadores de IB Salut a acreditar un nivel de catalán , diferente en cada departamento, para poder optar a una plaza en nuestra Sanidad”. Sostienen que Armengol actúa movida para “conservar el sillón”.

 

Mos Movem denuncia que Armengol quiere “contentar a unos y a otros”. Tildan los cambios de “ocurrencia”: “se le ocurre la feliz idea de que el catalán si, pero no, o sea una especie de “Puigdemont”, república catalana sí, pero a la vez no”.

Piden que el catalán sea un mérito en la Sanidad Balear, no un requisito: “todo lo demás son fuegos de artificio, no aceptamos moratorias, o decretos diferidos, no queremos imposiciones en nuestra Sanidad. Queremos que cualquier profesional, venga de donde venga, tenga las mismas posibilidades que otras, ¿es tan difícil entenderlo?”

Denuncian que la aplicación del decreto conllevará la fuga de profesionales sanitarios: “con este invento el resultado es que muchos profesionales de la sanidad se decidirán a opositar en otros comunidades que no les exigen este nefasto y antidemocrático requisito del catalán, a parte, claro está, que los que si se presenten y obtengan plaza, y no puedan acreditar en el plaza estimado la titulación del catalán quedarán en un limbo jurídico de difícil solución y una auténtica burla a los muy buenos profesionales”


Deja un comentario

Your email address will not be published.