Skip to content

La CamelBak Epic Camí de Cavalls 360º deja atrás su etapa más dura

Esfuerzo máximo.
Esfuerzo máximo.
Corredors y ciclistas lucharon muchopara cubrir la etapa más larga de la Isla. (Fotos: J. Saragossa-O.Batista)

La segunda etapa de la IV CamelBak Epic Camí de Cavalls 360º comenzó a primera hora de la mañana desde el roquedal que vigila la playa de Calespiques, de donde partieron los participantes de las modalidades MountainBike y TrailRun. Por delante tenían no solo la etapa más cautivadora de la competición, sino también la más larga: 71,5 kilómetros y 1.543 metros de desnivel acumulado para los ciclistas y 57,5 km y 1.349 m para los corredores. Como ocurriera el día anterior, Sa Roqueta demostró por qué es también conocida como la isla del viento. Las fuertes rachas, unidas a un Mediterráneo embravecido que rompía contra los acantilados, componían un ambiente épico para la competición.

En Mountain Bike, la primera parte del recorrido, hasta Cala Morell, estuvo marcada por un suelo rocoso y agresivo, propio de la caliza balear. Un terreno técnico en el que la progresión es difícil y lenta sobre las dos ruedas. Aunque no para todos. Los líderes, Ismael Ventura y Oliver Avilés, equipados con bicicletas de doble suspensión, atravesaron la sección haciendo gala de su maestría y abriendo las primeras distancias con sus perseguidores.

Detrás, los baleares Toni Pascual y Oscar Mogollón no perdían comba y llegaban a ponerse a poco más de un minuto en la playa roja de Cala El Pilar. Continuar con el acercamiento se convirtió en un espejismo. En la siguiente sección, más rodadora, la dupla de cabeza abrió el gas y empezó a levantar una ventaja que a la postre sería definitiva. Ni el ‘Mordor menorquín’, la zona con mayores desniveles de la isla, pudo con ellos. Finalmente, cruzaron la meta en 3 horas y 52 minutos. “Ha sido una etapa realmente muy dura. He corrido en muchas montañas como los Alpes o los Pirineos y el circuito de hoy no tiene nada que envidiarles”, explicó Ventura, campeón de España de bicicleta de montaña, mientras su compañero se recuperaba del esfuerzo. “Ismael ha tenido que tirar de mí desde el kilómetro 40, está demasiado fuerte”, le agradecía Avilés.

El dúo Pascual-Mogollón repitió el segundo puesto de este viernes, llegando a la meta en Es Mercadal 12 minutos más tarde, mientras que los también baleares Xavier Mascaró y Esteve Pascual –hermano de Toni–, saltaron a la tercera plaza.

En TrailRun, Alexandre Urbina y Javier Pons salieron este sábado con una estrategia muy clara: tantear a sus rivales. Empezaron muy fuertes, empujados por el viento, y pronto se distanciaron del pelotón. Al ver que nadie entraba en el juego, los menorquines decidieron reducir el ritmo para que fueran los ganadores de la última edición, Roberto Garay e Isusko Barrenetxea, quienes marcasen el compás.

Pero lo que empezó siendo una táctica divertida estuvo a punto de costarles el liderato. A partir de Cala Morell, y ya bajo un sol inclemente, los vascos fueron aumentando su distancia y en el puerto de Sanitja, construido sobre un asentamiento romano, ya contaban con 7 minutos de margen. A partir de ahí, una sección más rodadora llevó a Garay-Barrenetxea directos hasta la meta, que atravesaron finalmente en 5 horas y 22 minutos. “Nunca corremos mirando hacia atrás. Para nosotros lo importante es venir aquí, convivir estos días y compartir kilómetros. No nos importa mucho si vamos primeros o últimos”, explicaban los de Sopelana (Vizcaya).

La dupla local Urbina-Pons entraba al sprint 9 minutos más tarde. “El calor y la falta de hidratación me han jugado una mala pasada y han llegado los calambres. Al final hemos apretado todo lo que hemos podido para conservar el liderato en la clasificación general”, compartía Pons, que junto a Urbina volverán a salir mañana como líderes de la modalidad, aunque con un solo minuto de ventaja.

Los deportistas se quedan en el norte de Menorca para afrontar este domingo sus últimos kilómetros juntos desde Maó hasta Es Mercadal.


Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.