Saltar este contenido

Cultura encarga un informe externo para buscar alternativas a la rotonda a doble nivel de Rafal Rubí

Debe estar listo a finales de junio

Rafal Rubí.
Rafal Rubí.
Una rotonda a doble nivel ocultaría las navetas funerarias.


Después de que el pasado mes de febrero seis entidades enviasen un escrito al Consell, cuestionando la rotonda a doble nivel de Rafal Rubí por su proximidad a dos navetas de enterramiento, el conseller de Cultura, Miguel Ángel María, se comprometió a pedir un informe al Servei de Patrimoni y, si hacía falta un informe externo sobre afectación paisajística. Este último lo harán los geógrafos paisajistas Rafael Mata y Daniel Ferrer, de la Universidad Autónoma de Madrid.

El informe interno del Servei de Patrimoni, fechado el 7 de marzo de 2018, sostiene que esta no es la primera vez que se pide un informe sobre la afectación visual de grandes infraestructuras sobre bienes del Patrimonio Histórico, y señala los precedentes del parque fotovoltaico de Son Salomó y la planta de residuos de Biniaiet. Sin embargo, dada la poca definición de la normativa a aplicar en las Islas Baleares en relación a esta afectación, el informe considera necesaria la elaboración de un informe sobre las afectaciones visuales a los bienes del patrimonio histórico de Menorca y al paisaje cultural por parte de un experto en paisaje, que dé respuesta a las cuestiones planteadas por las entidades firmantes del escrito.

La elección de estos dos expertos responde al gran conocimiento que el Dr. Rafael Mata tiene de Menorca, ya que forma parte del equipo profesional que lleva a cabo la revisión del Plan Territorial Insular de Menorca. Rafael Mata, catedrático de análisis geográfico regional y director del departamento de geografía de la UAM, ha recomendado su compañero de departamento Daniel Ferrer para ayudar en la realización del estudio y el informe encargado, ya que el conseller de Cultura le ha pedido tener el informe a finales de junio.

María considera que dos meses es un tiempo muy ajustado para la realización de un estudio de estas características, pero remarca que el equipo de gobierno del Consell es consciente de que la sociedad reclama una solución para el tramo Maó-Alaior de la carretera general, y por lo tanto se impone la celeridad. «Las soluciones para este tramo, sean cuales sean, deben tomarse como tarde el mes de julio», afirmó el conseller.

La voluntad del equipo de gobierno es construir una carretera segura respetuosa con el territorio, con el medio ambiente y con el patrimonio cultural, y por lo tanto trabaja para buscar una alternativa menos impactante que el viaducto de Rafal Rubí, que claramente tiene un impacto visual negativo sobre dos navetas de enterramiento prehistóricas.

En cualquier caso, el informe encargado a los profesores Mata y Ferrer se deberá tomar en consideración conjuntamente con los informes técnicos y jurídicos del Departamento de Movilidad, y a partir de todas las perspectivas, con las máximas garantías de seguridad jurídica y viabilidad técnica, se tomará una decisión definitiva.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.