Saltar este contenido

Iñaki Urdangarín ingresa en la cárcel de Ávila

El marido de la infanta se ha presentado esta mañana en el centro de Brieva para cumplir su condena de cinco años y diez meses

Iñaki urdangarín ha ingresado esta mañana en la cárcel de Ávila.
Iñaki urdangarín ha ingresado esta mañana en la cárcel de Ávila.


Iñaki Urdangarín, condenado por el Tribunal Supremo a cinco años y diez meses de cárcel por el caso Noós, ha ingresado esta mañana, poco más tarde de las 8, en la cárcel abulense de Brieva.

Este domingo a última hora había llegado a Madrid en vuelo procedente de Ginebra, Suiza, para desplazarse a la prisión de Brieva en Ávila en la que ha ingresado de forma voluntaria a primeras hora de este lunes. Urdangarín podía elegir el centro penitenciario para cumplir la condena como cualquier ciudadano que en el momento de ingresar se encuentre en libertad.

La prisión de Brieva, situada a 7 kilómetros de la ciudad de Ávila y en la que cumplió condena el exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán, era una de las cárceles que se barajaban para el ingreso de Urdangarín. Se construyó en 1989, y con 43.540 metros cuadrados, es un centro de pequeño tamaño con 162 celdas y 18 complementarias.

Iñaki Urdangarín tenía hasta este lunes a media noche para ingresar en prisión en cumplimiento de la sentencia firme hecha pública este martes por el Tribunal Supremo, en la que se le condena a cinco años y diez meses por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.

Su abogado, Mario Pacual Vives, ha asegurado que “ve muy difícil” presentar un recurso al Tribunal Constitucional y espera que los beneficios penitenciarios y el acceso a ellos lleguen “lo antes posible”. En cuanto a la posibilidad de un indulto y tras “desaparecer las esperanzas” el letrado cree que es una posibilidad que “está sobre la mesa”, pero que no va a plantear.

Ahora lo normal es que pase por todos los trámites del primer ingreso. Se le hace una ficha y es reconocido por el servicio médico, además de ser entrevistado por un equipo multidisciplinar formado por trabajadores sociales y psicólogos que le evalúan.

Lo habitual es que el preso pase la primera noche en el módulo de ingresos y después se le traslade al más adecuado. Probablemente, y dadas sus características, al conocido como “de respeto”, donde el interno, al que se clasifica en segundo grado, acepta unas normas de comportamiento e higiene y de organización de la vida diaria en esa instalación.

De todos modos, la prisión puede analizar si la cárcel que ha elegido Urdangarin es la más apropiada y, acogiéndose al artículo 75 del Reglamento Penitenciario, Instituciones Penitenciarias puede decidir cambiarle si considera que la escogida por el condenado no es la idónea para salvaguardar la seguridad del interno o el buen orden del centro.

El Tribunal Supremo ratificó el martes pasado la condena inicial de la Audiencia de Palma por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, pero le absolvió de falsedad en documento público, con lo que rebajó en cinco meses la pena de privación de libertad, que es en total de 5 años y 10 meses.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.