Menorca esquiva la llegada de serpientes invasoras – menorca al día
Skip to content

Menorca esquiva la llegada de serpientes invasoras

El Govern traza un plan para evitar que lleguen nuevos ofidios de la Península

No, por ahora.
No, por ahora.
Menorca se salva, por el momento, de padecer la invasión de serpientes de la Península.

Menorca es, por ahora, la única isla de Balears que se escapa de la introducción de serpientes invasoras ajenas a nuestro ecosistema. En el resto de islas, Formentera incluida, sí que se han detectado especímenes ajenos al sistema y se quiere evitar que lleguen más ejemplares de la Península. Para ello el Govern trabaja junto con el Ministerio de Transición Ecológica  en un documento que señala como hay que controlar el número de estos ofidios, capturarlos e impedir con controles que lleguen más.

En el caso concreto de las Islas Baleares, el documento propone como objetivos mantener en la mínima densidad posible las poblaciones de las serpientes de agua (Natrix maura) en la Serra de Tramuntana, reducir la población de la culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis ) en Eivissa y Mallorca, y promover la erradicación, a medio plazo, de la serpiente blanca (Rhinechis scalaris) en Formentera mediante un mayor esfuerzo en las capturas.

Se establecerán inspecciones en puertos y aeropuertos, además de cuarentenas y protocolos de importación y exportación. Así, la estrategia recoge que se promoverá la coordinación con las autoridades competentes tanto en el origen como en el destino para establecer sistemas de control y buenas prácticas en el transporte de olivos y otras especies ornamentales que puedan ser el vector de entrada los ofidios los territorios insulares.

Precisamente en el caso de los olivos se deberán establecer medidas de cuarentena o de tratamiento antes de su introducción en las Islas y se deberán incluir las garantías pertinentes de la empresa de origen sobre los tratamientos previos al embarque que disminuyan la posibilidad de transportar serpientes.

Desde el año 2003 se produce la entrada accidental de ofidios peninsulares en las Illes Balears. En Mallorca, donde ya había constancia de dos especies, se han detectado tres más, y en las Pitiüses, donde no había ninguno, se han detectado la culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis) tanto en Eivissa como Formentera y la serpiente blanca (Rhinechis scalaris) en Formentera.

Esta introducción de ofidios en la Comunidad Autónoma se ha relacionado directamente con la introducción de olivos desde el sur de la Península en trailers, para usarlas en jardinería ornamental.

Cabe recordar que el Govern ha sido el primero en implantar medidas de control de ofidios en las Illes Balears, que, en el caso de Eivissa, ya hacía dos años que impulsaba el Consell Insular, con la colocación de trampas. La Conselleria de Medi Ambient, Agricultura y Pesca ha impulsado, además, el estudio de la superficie invadida y el grado de invasión y la búsqueda de datos de la biología de las especies (ciclo biológico, alimentación, impactos potenciales).

La experiencia adquirida desde el 2016, cuando la Conselleria inició el programa, ha permitido aumentar su eficiencia, personal y esfuerzo, obteniendo datos sobre la biología y ecología de las especies, incluyendo las presas y llevando a cabo una evaluación de densidad de la población de lagartija pitiusa (Podarcis pityusensis) en relación con la presencia de serpientes. Desde entonces han sido capturadas por parte del Gobierno 2.993 serpientes, a las que hay que sumar las de particulares y las de los consells.


Deja un comentario

Your email address will not be published.