“No es sano”: la campaña para cambiar el acceso a los medicamentos – menorca al día
Skip to content

“No es sano”: la campaña para cambiar el acceso a los medicamentos

Varias entidades promueven modificar el sistema global actual en el marco de la "Escuela de Salud Pública de Menorca"

Momento de la mesa redonda.
Momento de la mesa redonda.

El actual sistema global de acceso a los medicamentos ni es sostenible para las administraciones, que se ven desbordadas ante la creciente factura de sus sistemas de salud por el elevado coste de los nuevos fármacos, ni es equitativo desde el punto de vista social.

Por ello, las entidades y plataformas que promueven la campaña “No es sano” hacen un llamamiento a la acción política y a la movilización ciudadana para lograr un cambio de tendencia y adoptar medidas que nos acerquen a un modelo de innovación de medicamentos basado en tres principios: transparencia en todo el sistema de investigación y desarrollo; criterios de interés público a la hora de invertir en investigación; y un nuevo modelo de innovación que no dependa de las patentes.

Se trata de una situación tan urgente de abordar como compleja, según reconocen los propios integrantes de la plataforma que ayer participaron en la mesa redonda que se celebró en la sede del Institut Menorquí d’Estudis (IME) en el marco de la XXIX edición de la Escuela de Salud Pública de Menorca: Irene Beral, coordinadora de la campaña ‘No es Sano’; Rafael Berlanga Tabernero, de la Associació per a la Defensa de la Sanitat Pública de les Illes Balears (ADSP-IB); Miguel Reyero Cortina de Médicos del Mundo; Roberto Sabrido Bermúdez, representante de la Asociación por un Acceso Justo al Medicamento; Abel Jaime Novoa Jurado, de Plataforma No Gracias; Ildefonso Hernández Aguado, de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y Juli Fuster Culebras, director gerente del Servei de Salut de Baleares. Moderó la mesa Eugenia Carandell, del Servei de Salut.

Lleno en el auditorio.
Lleno en el auditorio.

Los ponentes fueron muy críticos a la hora de describir la situación actual aunque valoraron positivamente el camino recorrido desde la creación de la plataforma “No es Sano” hace tres años y los pequeños logros que se van sumando al conseguir cada vez más apoyos y adhesiones. Ayer mismo, Balears se convirtió en el primer sistema de salud de toda España en suscribir el compromiso y adherirse a la campaña mediante la firma de un acuerdo que tuvo lugar momentos antes del inicio de la mesa redonda.

En sus intervenciones, aseguraron que el sistema que rige desde 35 años se encuentra en situación de colapso; con una producción ingente en investigación biomédica que se está demostrando irrelevante y financiada, además, con fondos públicos para fines lucrativos privados; y con un sistema de patentes completamente obsoleto que sólo sirve para poner un sobreprecio a los medicamentos.

“Sin transparencia no tiene sentido la investigación”, en palabras de Roberto Sabrido. Abel Novoa se refirió a la “burbuja biomédica” y aportó como dato significativo que el 85% de la investigación biomédica se desperdicia por no producir conocimiento relevante. Frente a la vía rápida de la innovación por patente, Ildefonso Hernández asegura que la clave radica precisamente en la investigación con retorno social, más sostenible y con un mayor cobertura. “La sociedad tiene que exigirlo”, dijo.

“Sin los ciudadanos no hacemos nada”, aseveró Irene Beral, refiriéndose a la necesidad de dar a entender a la gente que “su salud no depende de la medicina científica tanto como se imagina” mientras que Miquel Reguero recordó que, todavía hoy, un tercio de la humanidad no tiene acceso a los medicamentos y que sistemas de pago o copago son una barrera infranqueable para los sectores de la población más vulnerables y ponen en riesgo su salud.

En este sentido, el gerente del Servei de Salut balear, hizo referencia al anuncio, ayer mismo, de la presidenta del Govern balear de suprimir el copago a los pensionistas de la comunidad a partir de 2019 y explicó otras medidas y estrategias que se han puesto en marcha durante la presente legislatura en política farmacéutica como, por ejemplo, activar la Comisión fármaco-terapéutica para hacer prescripción basada en la evidencia, publicando los acuerdos de las sesiones.

(Fuente: Escuela de Salud Pública de Menorca)


Deja un comentario

Your email address will not be published.