Saltar este contenido

¿Es realmente necesario cambiar las fuentes de energía?

Una mesa redonda plantea si se abre una verdadera oportunidad de posicionar mejor a Menorca de cara al futuro

Aerogenerador
Aerogenerador
Menorca aspira a cambiar su parque eólico por otro más moderno y que rinde más

La cita es el miércoles 24 a partir de las siete y media de la tarde en el Salón de plenos del Consell insular.
Con el título “La transición energética en Menorca; ¿oportunidad o necesidad?”, el debate plantea si la apuesta por las energías limpias tiene justificación. El empuje del cambio climático, el denominado “peak oil” o pretender una mayor coherencia con aquello de ser Reserva de la Biosfera. Todo suma. Pero, ¿podría ser además una oportunidad para ser más independientes en el asunto de la energía?

El concepto de “peak oil“, cuya traducción vendría a ser “momento de máxima producción de petróleo“, hace referencia al hecho indiscutible de que, en algún momento del tiempo, el petróleo ya extraído de la tierra será más que el que quede por extraer. Atendiendo a la curva de producción de un yacimiento normal, ese es también el momento de máxima producción que, por definición, viene seguido del declive y el agotamiento del recurso.

Visto en términos económicos y en un mundo muy dependiente del petróleo, esta caída en la producción podría ir acompañada de una especie de escalada de precios casi apocalíptica y una huida a marchas forzadas hacia las alternativas energéticas que hoy miramos con recelo. La crisis del petroleo de 1973 fue un ejemplo de cómo podría afectar una falta de combustible para un mundo que se mueve gracias a él. Pues bien, un reciente estudio sobre este supuesto momento crítico planetario parece apuntar en otra dirección bien diferente: el máximo en la demanda podría llegar antes que el cénit de la oferta, lo que cambiaría todo el planteamiento: el “Peak Demand

El temor al Peak Oil tiene casi cinco décadas de historia. Pero el problema de toda predicción acerca del momento exacto del evento es siempre el mismo: todo estudio está basado en la información incompleta sobre la totalidad de los recursos petrolíferos descubiertos y por descubrir. La conclusión es que es técnicamente imposible determinar el momento preciso del temido máximo.

En el otro lado de la balanza están las energías renovables, insuficientes para alcanzar lo que pide el consumo actual. Pero gracias a la tecnología, esta gran diferencia en el porcentaje es cada vez más pequeño.

En la charla del miércoles participaran el Director general de energia y cambio climático Joan Groizard, el autor de varias publicaciones sobre la materia Ramón Sans Rovira y el coordinador de las Directrices estratégicas de Menorca Jesús Cardona.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.