Skip to content

Los hoteles de Arenal d’en Castell piden ayuda

Sus grupos electrógenos son insuficientes para atender la demanda de energía

Atrapados.
Atrapados.
Hay cientos de turistas en hoteles de Arenal d'en Castell con graves problemas de luz.

El alcalde de Es Mercadal, Francesc Ametller,  anunció  que  los hoteles de Arenal d’en Castell le han pedido ayuda. Se trata de dos establecimientos abiertos para atender la llegada de turistas del Imserso, uno de ellos con capacidad  para 1.000 personas y que carecen de suficiente energía. “Tienen generadores propios pero son insuficientes para atender las necesidades energéticas de todos sus clientes y por ello me han pedido ayuda” explicó el edil.

No obstante, desde el Hotel Aquamarina se ha negado que tuvieran problemas de abastecimiento. En un comunicado remitido a la redacción afirmaron  “ negamos haber pedido ayuda al alcalde de Es Mercadal puesto que afortunadamente hemos tenido la situación controlada desde el principio. Sí que nos hemos puesto en contacto con él para transmitirle nuestra preocupación por la situación creada por esta desafortunada tormenta.”

Los responsables del establecimiento añaden que “en el Hotel contamos con generadores eléctricos que nos han permitido funcionar con normalidad. Todo el equipo de trabajadores se ha coordinado para reducir el consumo de energía racionalizando el uso de aparatos eléctricos para evitar la sobrecarga de los generadores que pudiera desembocar en una situación mucho peor, pero gracias a todos los esfuerzos que estamos realizando no hemos tenido problemas hasta ahora. El suministro de agua también está funcionando adecuadamente, puesto que ayer instalamos otro generador en los pozos que nos la suministran.

Si bien es cierto que nos han ofrecido un generador de la UME para dar servicio a los pozos, lo hemos rechazado para que lo pudieran asignar a otro lugar que tuviera necesidad, ya que por nuestra parte estamos funcionando con relativa normalidad. Además, estamos prestando ayuda a trabajadores y población de las urbanizaciones vecinas que se han quedado sin luz, sin agua e incluso con sus casas inundadas.”

Por otro lado los hoteles de la zona de Llevant que permanecen abiertos han experimentado un notable incremento de reservas. Se trata de gente que procede de zonas sin luz y que prefiere pasar la noche en un alojamiento con electricidad mientras se solventa la falta de suministro.


Deja un comentario

Your email address will not be published.