Estado de revista a los edificios antiguos de Menorca – menorca al día
Skip to content

Estado de revista a los edificios antiguos de Menorca

La mayoría de los de más de 50 años no pasarían el informe de evaluación de edificios

No es solo pintar
No es solo pintar
Tras muchas paredes hay que averiguar si se esconden humedades, aluminosis o, si hay madera, carcoma

Este tipo de informe analiza es estado de conservación, el grado de eficiencia energética y las condiciones de accesibilidad. El informe ha de ser redactado por un técnico competente formado en edificación y evalúa qué medidas se deben acometer para subsanar las deficiencias. Este tipo de examen lo deberían pasar los edificios de uso residencial colectivo que hayan superado los 50 años de antigüedad.

Los “booms” inmobiliarios de décadas pasadas arrojaron un parque residencial importante que ha tenido diferente fortuna con el paso de los años. En particular, los edificios no habitados han quedado a su suerte. La falta de mantenimiento hace mella en aspectos como carcoma, aluminosis o problemas de impermeabilización.

El cambio climático tiene parte de la culpa de los problemas presentes y seguirá provocando el rápido envejecimiento de toda propiedad que no tenga un mantenimiento exhaustivo. Con veranos más calurosos y épocas de más lluvias o fenómenos extremos, los materiales sufren más.
Se han creado diferentes guías de mantenimiento que dan algunas directrices para sobrellevar el correcto mantenimiento de fincas antiguas, que son las más vulnerables a este envejecimiento de los materiales.

Menorca, al ser una isla, tiene un ambiente de salobre al borde del mar que también acelera ciertos procesos de envejecimiento de los materiales.

En algunas ciudades como Maó, se hizo un censo de viviendas antiguas pero en la mayorías de los municipios de menos de 25.000 habitantes no se ha llevado a cabo un trabajo como este. Pese a ello, el IEE es un informe que surge de una inspección obligatoria que tendrían que aplicarse a todos los edificios de más de medio siglo de vida.

El Colegio de Aparejadores de Murcia ha hecho una de las guías más completas para hacer el seguimiento de un edificio y, además, ha editado un estudio donde establece que solo en Baleares hay más de 202.000 viviendas que deberían pasar este examen.


Deja un comentario

Your email address will not be published.