Skip to content

La Audiencia juzga a una banda que perdió casi 110 kilos de cocaína en el mar entre Valencia y Menorca

La Fiscalía pide para los once acusados una pena que suma 88 años y dos meses de cárcel

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional investiga los hechos
El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional investiga los hechos

La Audiencia de Palma juzga a partir de este lunes a once integrantes de una banda que traficaba con cocaína en Valencia y Menorca, y que en 2016 perdió en el mar casi 110 kilos de esa sustancia repartidos en numerosos paquetes que acabaron llegando a las costas de Baleares arrastrados por las corrientes.
Según el escrito de acusación de la Fiscalía, que reclama para los procesados penas que suman 88 años y 2 meses, a finales de febrero de 2016 la droga, con casi 140 kilos de peso total, fue arrojada al mar frente a las costas de Valencia por los abastecedores originales, que habían equipado los paquetes con dispositivos de localización GPS para que sus destinatarios pudieran seguirlos y recuperarlos.

Pero los emisores fallaron y desde abril hasta mayo llegaron al litoral de Formentera, Mallorca y Menorca fardos con distintas cantidades de cocaína que acabaron sumando en total casi 110 kilos de esa sustancia, con un valor en el mercado ilegal de estupefacientes próximo a los 16,5 millones de euros, de acuerdo a los cálculos de la acusación pública.

Además, los investigadores que siguieron la actividad de los integrantes del grupo, siete hombres y cuatro mujeres, españoles y colombianos, comprobaron que se dedicaban al tráfico al por menor de cocaína y otras drogas en Valencia y en municipios de esa provincia, como Xirivella.

Según el fiscal, tenían establecida asimismo una red de transporte de cocaína por vía marítima y aérea hasta la isla de Menorca, donde vendían la droga a consumidores.

El ministerio público considera que estas actividades son constitutivas de delitos contra la salud pública en distintos grados por parte de los once acusados y que ocho de ellos son también autores de sendos delitos de pertenencia a grupo criminal.

Las penas solicitadas por la Fiscalía van de los 2 años y medio a los 11 años de cárcel que pide para los supuestos cabecillas de la red, que se enfrentan además a peticiones de multa de casi 66 millones de euros.

El juicio se celebrará ante la sección segunda de la Audiencia de Palma y está previsto que se prolongue desde el lunes hasta el viernes.


Deja un comentario

Your email address will not be published.