Saltar este contenido

(Fotos) Construyen un pantalán flotante de 140 metros en la Colársega del puerto de Maó

La APB ha previsto demoler la rampa de Cala Corb para construir una nueva
La APB ha previsto demoler la rampa de Cala Corb para construir una nueva
En la Colársega se reodenarán los amarres actuales
En la Colársega se reodenarán los amarres actuales
En la Colársega se constuirá un nuevo pantalán y se reordenarán los amarres
La rampa de Cala Llonga también será objeto de mejoras
La rampa de Cala Llonga también será objeto de mejoras
La rampa de Cala Longa será objeto de mejoras


Se instalarán pantalanes flotantes, se reordenarán los amarres en la dársena del muelle del Cos Nou del puerto de Maó y se construirán cuatro nuevas rampas de botadura públicas. Estas son las obras que Autoridad Portuaria de Baleares ha adjudicado a Acciona por un importe de 432.395,92 euros y un plazo de ejecución de 60 días.

Con esta actuación se persigue incrementar el número de amarres de gestión directa para embarcaciones con esloras máximas de 8 metros y mejorar el acceso público al mar.

La solución adoptada en estas actuaciones consiste en reutilizar los materiales existentes, previa reparación de los mismos, así como del suministro del material adicional necesario, de características similares a la existente, con el fin de mejorar la integración visual y el acabado estético de las obras.

El pantalán flotante, ubicado en sa Colársega, en el extremo oeste del puerto, tendrá una longitud de 140 metros lineales. Esta longitud se consigue aprovechando los 5 módulos ya existentes en el lugar, la recolocación de 3 módulos más y la restauración de 5 módulos apilados actualmente en la explanada norte del puerto.

Además de construir el pantalán, se reordenarán los amarres de gestión directa situados en el muelle del Cos Nou, consiguiendo un total de unos 160 puestos de amarre para embarcaciones de hasta 8 metros de eslora. Además, se incorporarán nuevos trenes de fondeo para optimizar la seguridad de los amarres.

Por otro lado, las cuatro nuevas rampas proyectadas y ubicadas en diferentes puntos del puerto menorquín son las de sa Colársega -que contará además con un área de aparcamiento de vehículos con remolque-, la de Cala Rata y Cala Llonga, mientras que la existente en Cala Corb será reparada.

La rampa varadero de sa Colársega estará situada junto a los pantalanes para embarcaciones de pequeña eslora y contará con un aparcamiento para vehículos con remolques de embarcaciones, debidamente cerrado y de 800 metros cuadrados.

En Cala Rata ejecutará una rampa con una mayor superficie de explanada para mejorar las maniobras de uso de la rampa. En la rampa de Cala Llonga se habilitará también un vial de acceso a la misma desde la calle. En cambio, en Cala Corb se demolerá la rampa actual, para seguidamente proceder a la reposición de la misma.

En todas las rampas de botadura se utilizará una solución similar, consistente en una estructura de entre el 10% y el 15% de pendiente y 4 metros de ancho, enmarcada entre dos muros laterales de contención, uno de ellos de 60 centímetros de ancho y otro de 120 centímetros. Toda la obra se ejecutará en hormigón en masa, con la utilización de forro de piedra para mejorar la integración visual.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.