Skip to content

Menorca fija el camino para consumir el 85% de energías de fuentes renovables

Marc Pons y Susana Mora explican la hoja de ruta y los 10 temas clave para conseguirlo

300 megavatios.
300 megavatios.
Las placas fotovoltaicas son claves para lograr el objetivo del 85% de energía procedente de fuentes renovables.

Menorca se ha marcado el horizonte de 2030 para que el 85% de la electricidad que se consuma en la isla sea de fuentes renovables. El proyecto lo presentaron este martes el conseller Marc Pons y la presidenta del Consell, Susana Mora. Para alcanzar la meta del 85% se ha marcado una hoja de ruta que prevé que en 2020 haya un 15% de energía limpia gracias a los nuevos parques fotovoltaicos y aerogeneradores más el cable eléctrico de Mallorca. En 2025 el porcentaje ya debería ser del 35% y en 2030 del 85%.

Este sería el calendario fijado por el documento de transformación energética de la Isla.

FASE 1: 2020
Enlace eléctrico con Mallorca operativo (35 MW de capacidad operativa).
15 por ciento de cobertura eléctrica con renovables.
Despliegue de electrolineras y puntos de carga rápida de vehículos eléctricos en marcha.

FASE 2: 2025
Doble enlace eléctrico con Mallorca operativo (100 MW de capacidad operativa)
35% de cobertura de la demanda eléctrica con renovables.
La Central térmica de Maó ya utiliza gas natural y funciona como reserva.
La red de puntos de carga completamente desplegada.
15 por ciento de reducción de los combustibles fósiles en el transporte terrestre.
15 por ciento de reducción del consumo de fósiles para usos térmicos en sectores servicios, residencial e industrial.
2 por ciento de reducción del consumo de gasóleo tipo B en el sector primario

FASE 3-2030
85% de cobertura con renovables.
– 300 MWp fotovoltaica.
– 10 MW eólica.
– 30 MW fotovoltaica para autoconsumo en entornos urbanos.
– Biomasa.
– Energía undimotriz.
– Baterías de almacenamiento (650 MWH).

Llegar a esa cantidad de electricidad limpia hará que la central térmica de Mao pase a tener un papel muy secundario. Sólo para picos de demanda. Además usará únicamente turbinas de gas natural lo que reducirá la contaminación.

El coste del proyecto es de 600 millones de euros que deberán salir tanto de fondos públicos como privados. Este plan de transformación energética se presentará a los técnicos de la Unión Europea a finales de mes cuando vengan a estudiar su aplicación sobre el terreno.

Para conseguir este objetivo Govern y Consell tienen diez puntos clave a desarrollar.

1.Desarrollo de energías renovables en el área de Milà.
Existe un proyecto para instalar un área de generación renovable a través de la hibridación eólica, fotovoltaica y biogás con una potencia prevista de entre 18 y 20 MW.

2. Instalación de parques fotovolticos.
Despliegue de parques fotovoltaicos en las zonas que habrá designado el Consell de Menorca a través de la zonificación del nuevo Plan Territorial.

3. Baterías de almacenamiento.
Instalación de equipos para poder acumular a gran escala la energía producida en Menorca en horas de sobreproducción de renovables.

4. Autoconsumo en edificios.
Implantación masiva de este modelo de generación energética que permitirá suplir una parte importante de la demanda, además de implicar a la población en la penetración de energías renovables.

5. Renovables en entornos urbanos.
Instalación de placas fotovoltaicas en los aparcamientos públicos, en primer lugar. Con ello se conseguirá aprovechar la superficie utilizada por las plazas de estacionamiento para generar electricidad, reduciendo de forma importante la necesidad de consumir suelo rústico. Además, se contemplan actuaciones en entornos urbanos ya consolidados, como la generación de energía undimotriz en el puerto de Ciutadella u otros proyectos similares que puedan aparecer.

6. Programa Europac Menorca.
Los propietarios de locales, viviendas y edificios dispondrán de financiación para poder llevar a cabo reformas y rehabilitaciones encaminadas a mejorar el aislamiento y mejorar la eficiencia energética.
 
7. Movilidad eléctrica e infraestructura de carga.
Es fundamental disponer de una buena infraestructura de carga. A través de 3 líneas de subvención del Impuesto de Turismo Sostenible, se desplegará una red suficiente en Menorca.

8. Implantación de Smart Grids.
Es fundamental que la gestión del sistema eléctrico se haga de forma prácticamente automática, lo que requiere la transformación de las redes actuales a inteligentes.
 
9. Mercados locales de energía.
Se pretende utilizar  Menorca como laboratorio de pruebas para analizar las innovaciones tecnológicas y regulatorias necesarias para hacer posible la transición energética.

10. Oficina de impulso Menorca 2030.
Esta oficina tendrá las funciones de asesoramiento de la población en materia de energía renovable y eficiencia energética. Esto incluye trámites, canalización de subvenciones y asesoramiento técnico.


Deja un comentario

Your email address will not be published.