Las rutas en barco por Menorca: una forma diferente de conocer la isla – menorca al día
Skip to content

Las rutas en barco por Menorca: una forma diferente de conocer la isla

Combina ocio, diversión, fotografía y playas vírgenes

Diferente.
Diferente.
Acercarse a la costa desde el mar ofrece una perspectiva distinta a la habitual.

Menorca es quizás la isla menos turística de las islas Baleares pero, lejos de ser un hándicap, es una oportunidad de disfrutar de un tipo de turismo menos masificado pero con la misma belleza que sus islas hermanas. Menorca tiene todo lo que necesita un turista y todo tipo de actividades emocionantes e interesantes que llevar en el recuerdo tras una estancia en alguna de sus localidades.

Si bien hacer rutas guiadas por la isla es quizás el método más habitual para descubrir sus lugares más emblemáticos y reconocidos, lo cierto es que existen otras formas de conocer Menorca que resultan más atractivas y que permiten experimentar sensaciones nunca antes vividas. Una de estas alternativas son las rutas en barco, una actividad que combina ocio, diversión, fotografía y playas vírgenes, disponible durante todo el año.

Las rutas más conocidas: la ruta norte y la ruta sur

En Menorca existen diferentes rutas en barco para conocer la isla desde un punto de vista diferente. Aunque siempre dependerá del tiempo libre que se disponga durante la estancia en la isla y de las preferencias de cada grupo, las rutas más habituales son las que dividen la isla en dos zonas en función de su posición geográfica: la zona norte y la zona sur. 

En el caso de las excursiones que se llevan a cabo en el área norte de la isla es posible conocer algunas de sus calas, playas vírgenes y acantilados más conocidos. Desde Fornells y pasando por Cala Tortuga, Cala Pregonda o Cavalleria en Es Mercadal, esta ruta permite disfrutar de un entorno muy bien conservado con sorprendentes playas de arena roja rodeadas de vegetación mediterránea formando paisajes realmente impresionantes.

En la zona sur las rutas en barco suelen pasar por rincones como la Cala en Turqueta, la mítica Macarelleta, Sa Caleta o Cala en Porter entre otras. Y es que Menorca cuenta con playas y rincones tan diversos y diferentes entre sí que parece que cada vez que lleguemos a uno estaremos visitando una isla diferente, especialmente si se realizan las dos rutas, la del norte y la del sur.

Alquilar un barco y lanzarse a descubrir la isla

Para poder llevar a cabo alguna de estas rutas y descubrir lugares maravillosos que aparecen en todas las postales es necesario alquilar un barco y disfrutar de la experiencia. Para alquilar barcos y veleros en Menorca durante todo el año existen empresas en la zona especializadas en este tipo de actividades recreativas. Según las opiniones en la red es barcosdealquiler.com la mejor opción para alquilar un barco en menorca, ya que además de contar con un buen número de barcos y veleros entre los que poder elegir, cuentan con los mejores precios para alquilar en toda menorca.

Esta empresa ha llevado a cabo numerosas rutas de vela en menorca durante el 2018 que se encuentran entre las mejores rutas de velero en menorca, y es que no todas las empresas llevan a los clientes a los lugares que realmente merece la pena visitar y se limitan a llevarlos a los lugares más turísticos. Tan solo hay que echar un vistazo a las rutas de vela en menorca en el blog de barcosdealquiler.com para comprobar con detalle los rincones que se pueden visitar en la costa menorquina.

Esta actividad recreativa normalmente va acompañada de un patrón que guía el barco hasta las zonas elegidas para visitar, pero también existe la posibilidad de no llevar patrón en caso de que alguno de los tripulantes que alquile la embarcación pueda manejarla por contar con el título náutico de embarcaciones de recreo. También hay que destacar que dependiendo de la época del año es más recomendable visitar unas zonas u otras en función de las condiciones climatológicas que tengan lugar.

Sea cual sea el caso lo cierto es que tener la posibilidad de alquilar un barco o velero y realizar una ruta bordeando la costa menorquina para descubrir rincones inaccesibles de otra forma es una experiencia que no se olvida en la vida. Es la actividad perfecta para los amantes de los planes alternativos y de la fotografía, y es que es difícil despegarse de la cámara en entornos tan sumamente atractivos desde todos los puntos de vista.


Deja un comentario

Your email address will not be published.