Saltar este contenido

La última bala del Hestia Menorca

El equipo de Oriol Pagès recibe el Azuqueca con la obligación de ganar para seguir soñando con la sexta plaza

Okeke trata de asistir a un compañero (Foto: Tolo Mercadal)
Okeke trata de asistir a un compañero (Foto: Tolo Mercadal)


El Hestia Menorca busca gastar la última bala que le permita engancharse a cotas mayores, una lucha que le acortaría sobremanera el camino a la permanencia que, no debemos olvidar, es el verdadero objetivo de la temporada. Ganar el partido ante el Básquet Azuqueca por más de 18 puntos podría hacer pensar en pujar por la sexta plaza, aunque aún no dependería de sí mismo.

El sábado el Pavelló Menorca será testigo de un duelo en el que de reojo se mirará a esa sexta plaza que, automáticamente otorga la permanencia. En caso de derrota o victoria por menos de 18 puntos ya no habrá opciones reales y tocará centrarse, definitivamente, en la segunda vía hacia la permanencia.

El equipo menorquín acude a la cita en un buen momento de juego y de resultados. Dos victorias consecutivas así lo atestiguan y deben servir para seguir mirando a la permanencia de cara, sea cual sea la vía que le toque coger al grupo de Oriol Pagès, que espera recuperar a Poyatos para la cita.

Tiempo muerto.
Tiempo muerto.

Una victoria que puede valer su peso en oro

Ocho victorias y once derrotas son el balance del Menorca, que lo sitúan en la octava posición, igualado a Morón, que es séptimo, y a dos del Azuqueca, que es el que marca la frontera de la sexta posición. Restan tres jornadas por lo que todo es posible. Y, por supuesto, el Morón también podría verse beneficiado de la derrota del Azuqueca en Menorca.

El Menorca, haciéndose fuerte desde la defensa, debe y puede competir ante cualquier rival, y tiene que sacar provecho del poder intimidatorio, que ha aumentado desde la llegada de Okeke. Debe pensar en ganar, porque la victoria puede ser buena también, en caso que sea el Morón el que atrape al Azuqueca, ya que si éstos caen a la lucha por la permanencia, la victoria valdría su peso en oro de cara a la segunda fase.

Acariciando la sexta plaza

El rival, el Básquet Azuqueca, un equipo que ha transitado en zona de playoff al título a lo largo de la temporada, demostrando ser un equipo peligroso y capaz de ganar a cualquiera, como hizo la pasada jornada ante el Bàsquet Girona. Una victoria de prestigio la obtenida por el Azuqueca, que le permite tocar con los dedos la sexta plaza.

Dos victorias de colchón con el séptimo clasificado y conocedor de que en Menorca pueden certificar la permanencia, con una victoria, pero que ésta se le puede complicar, si pierde por más de 18 puntos, lo que le obligaría a vencer los dos últimos partidos. El Menorca no se encontrará, por tanto, con un equipo relajado, y que ya ganó al equipo de Pagès en el partido de la primera plaza.

Jeffrey Solarin, el dueño de la pintura

 

El jugador interior, Jeffrey Solarin, es, además del MVP del equipo, el dueño absoluto de la pintura. Por el pasan la mayor parte de los rebotes del equipo, 8’8 capturas por cita, que lo convierten en el tercer máximo reboteador del Grupo Este y sexto de la LEB Plata. Es también un buen generador de puntos, 11’4 por partido, siendo, como decíamos, el jugador más determinante del equipo de Guadalajara, 16’1 créditos de media así lo atestiguan.

Pero no todo el juego pasa por el nigeriano, de hecho, el máximo anotador del equipo que entrena Sergio Vicente Baleña es Ervin Mitchell, con 12’8 puntos por partido. El equipo de Azuqueca de Henares tiene también buenos anotadores desde la línea exterior. La amenaza desde el triple viene de la mano de un póker de jugadores,  Ballespín, Valera, Calvo y García son los generadores de puntos desde el 6’75, rozando el 45% de acierto en el caso de Calvo y García.

El partido se disputará este sábado, a partir de las 20 horas, en el Pavelló Menorca, siendo dirigido por los árbitros Andrés Fernández y Martí Chiva.

(Texto: Xus Rotger – deportesmenorca.com)


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.