Saltar este contenido

“Es mejor que el nuevo REB perdure en el tiempo que aprobarlo con prisas”

Entrevista a Rosario Sánchez, delegada del Gobierno en Balears

Rosario Sánchez, antes de la entrevista (Foto: mallorcadiario.com)
Rosario Sánchez, antes de la entrevista (Foto: mallorcadiario.com)


Rosario Sánchez lleva siete meses al frente de la Delegación de Gobierno en Balears y asegura que le ha tocado ponerse las pilas “más rápido de lo normal” dadas las circunstancias sobrevenidas: la torrentada del Llevant y el asesinato machista de Sacramento Roca. “Es un trabajo muy intenso y heterogéneo, pero me hace mucha ilusión participar en el proyecto de Pedro Sánchez”, afirma en una entrevista a mallorcadiario.com. Uno de sus principales objetivos, dice, es favorecer las políticas que benefician a los ciudadanos baleares “y no complicarles la vida, como se hizo tiempo atrás con contenciosos o demandas en el Tribunal administrativo”. Y uno de los puntos claves en este sentido es el nuevo Régimen Especial para Baleares.

Un REB que, llevamos ya tiempo escuchando, se aprobará de manera “inminente”. ¿Cuándo es inminente?

Lo más importante es que sea un buen Régimen Especial. Cuando hace tres años se planteó la necesidad de compensar la insularidad, se propuso un REB amplio y que realmente compensaba en transporte de viajeros y mercancías, inversiones -en la media del estado- y régimen fiscal. Se ha avanzado muchísimo en todo este tiempo y se ha puesto en la agenda política tanto de aquí como de Madrid. La negociación hecha ha sido amplia y el compromiso que nos trasladaron Sánchez y la ministra Montero es que en cuando esté acabado de redactar, se impulsará.

Ya, ¿pero cuándo? En septiembre se dijo que en noviembre, llegó diciembre, y así hasta hoy. Nunca llega.

Claro, lo entiendo perfectamente, es una pregunta recurrente y que siempre nos formulan pero insisto: lo verdaderamente importante es que sea un buen acuerdo, sólido, que compense y que perdure en el tiempo. Queremos un acuerdo que aumente las inversiones del Estado en la comunidad autónoma y en cuanto a fechas, me remito a los compromisos adquiridos el presidente del Gobierno, antes de que acabe esta legislatura.

Por tanto, ¿”inminente” es antes de que acabe la legislatura?

Tan pronto como esté acabada la redacción, se impulsará su aplicación. Queremos el mejor texto y que sea perdurable, no como el que aprobó el PP dos meses antes de acabar la legislatura y que al final no compensaba el hecho de la insularidad. De todos modos, hay que valorar que ha habido un cambio de gobierno con la moción de censura y se ha tenido que explicar la amplitud del REB y todos los aspectos al nuevo equipo de Gobierno, que estaba volcado en sus nuevas funciones y en la aprobación de los Presupuestos del Estado.

¿Qué obstaculiza la aprobación?

El trabajo minucioso y que todo esté perfectamente atado. Tiene que cuadrar tanto a la Comunidad Autónoma como el Gobierno y existen las dificultades de las que hablaba antes. No obstante, apostamos por aprovechar la buena sintonía entre ambos Ejecutivos, que es mayor, para incluso mejorar un texto.

Pero esa “buena sintonía” no se refleja en la financiación…

Cuando estaba el Gobierno de Rajoy yo estaba como directora general de coordinación en el Govern de la Comunidad Autónoma y el cambio, le aseguro, es espectacular. Los tres años que estuvo Rajoy en el Estado y el Pacte aquí era difícil avanzar en políticas progresistas que se desarrollaban en Baleares porque no había ningún tipo de interés de Madrid en colaborar. Al revés, casi que estaban dificultándolo todo. Ahora las cosas han mejorado bastante. Si miras la agenda política del gobierno central es muy parecida a la del Govern, y hemos tenido más visitas de ministros que las que se produjeron en la etapa de Rajoy, además de la infinidad de reuniones en Madrid. No olvidemos que se han cerrado acuerdos que han beneficiado directamente a Balears, como el 75 por ciento de descuento, la ampliación del Parque de Cabrera o la obligación del servicio público de la línea Mahón-Madrid. Ademas, está la lucha de la precariedad laboral, el empleo digno, el reconocimiento de enfermedades de trabajadoras de piso, la lucha contra el cambio climático, la dotación del Estado de los fondos contra la violencia machista, la sanidad universal…

Es evidente que hablan el mismo lenguaje pero yo le pregunto por el dinero. ¿Cómo se come ese ‘buena sintonía” pero que luego el titular sea “Balears, en el furgón de cola”?

Le hablo de fondos: hay tres convenios en marcha para Baleares. El Plan de Movilidad con 100 millones en 10 años, infraestructuras hidráulicas 40 millones hasta 2022 y dotación para destinos turísticos pioneros, algo en lo que no se invirtió con el PP. Y luego, por supuesto, la partida del 75 por ciento de residente: 113 millones de euros, que se dice rápido pero es mucho.

Hay que destacar que todo el dinero que inyecta el Estado en Baleares no está territorializado, hay inversiones directas – 152 millones, que sí bajan un 11 por ciento- y luego las indirectas -con convenios- además de otros puntos, ya trabajados, que deben ir en el nuevo REB y que será dinero que esta comunidad decidirá cómo se ejecuta, no viene impuesto. Y luego está el capítulo 4 que ha habido que consolidar la partida del descuento de residentes y que ha suepuesto un esfuerzo del Estado en Baleares.

Chirría que con una presidenta socialista aquí y uno socialista allí, baje la inversión directa en Baleares, por mucho que por otro lado se inyecte. Mejor momento que éste se suponía que no iba a haber.

Y ya le digo que mejor momento de sintonía entre ambos gobiernos no hay. Ha quedado suficientemente demostrado con las políticas que se desarrollan en Madrid y que favorecen las de aquí. Además, piense que ha habido que revertir 7 años de castigos y de recortes.

Para que entienda la diferencia, cuando estaba Rajoy yo estaba en el Govern con la Agenda 20-30 para hacer una evaluación que se presentaba en junio al Estado cada CCAA exponía las medidas y había dos deBaleares “Meidterráneo libre de prospecciones” y “Cierre de la central de Es Mureterar” que a nosotros nos llamaron de Madrid y nos dijeron “esto quitadlo”. Y ahora, hay un corredor de cetaceos y hoy en día se trabaja en la descarbonización de la economía. Hay un trabajo conjunto.

Armengol ha asegurado que “se ha hecho todo lo posible y más” por cerrar el REB. ¿Suena a enfado?

La presidenta de Baleraes lo que manifiesta es su actitud reivindicativa que viene mostrando desde siempre, esté quién esté. He sido testigo y soy testigo del intenso trabajo que se realiza desde la Comunidad Autónoma para defender los intereses de Baleares. Los contactos con el Gobierno de Madrid son diarios y continuos y la presión política no se relaja en ningún momento.

Cambiando al tema policial. ¿En qué es en lo que más se trabaja?

Ha habido un relevo en los dos mandos y es muy positivo porque entran con muchísima ilusión y al llegar a un nuevo puesto haces revisión de lo que hay y que supone una mejora, refuerzos de equipos y de ciertos temas, como la violencia de género, que es capital para este Govern y el de Madrid.

Lo anunció en su discurso de investidura: la violencia machista sería uno de sus grandes ejes. ¿En qué se afina más con el protocolo?

Uno de los elementos más importantes es la capacitación y la formación continua, además de la involucración de mandos, agentes y guardias. Trabajamos en toda España y debe haber revisión y formar a los agentes en los nuevos protocolos de valoración de riesgos.

¿Cómo?

Antes que nada, decir que el trabajo que se está realizando por parte de los cuerpos de seguridad en protección y detección de las víctimas es excelente, pero el problema de la violencia machista es enorme. No basta con tener un cuerpo especializado sino que todo el mundo debe estar involucrado. El objetivo es que todos y cada uno de los agentes deben tener algún contacto o capacitación mínima de reconocer un caso de violencia machista, igual que en centros educativos o de salud. Hablamos de casi 1.000 mujeres asesinadas por ésto, por eso no puede ser afrontado por una parte sólo. Además, queremos que todas las policías locales se involucren en la protección de las víctimas.

¿Faltan efectivos? Lo dicen incluso los altos mandos.

Trabajamos en el incremento del número de efectivos, tras 7 años de recortes en seguridad y sin tasas de reposición suficientes. Ahora se trabaja desde Delegación y dentro de los cuerpos, sí.

Somos una comunidad turística, recibimos unos 14 millones de visitantes, y el esfuerzo es muy importante. Y eso es lo que trasladamos tanto nosotros desde Delegación, como cada mando a sus diferentes cuerpos. Se les ha dicho tanto que lo han hecho suyo. Así que existe conciencia de que Baleares tiene una temporada turísitica intensísima y que hay que mejorar los refuerzos. Según el último informe, el coste de la vida en Baleares es un 11 por ciento más alto que en el resto de España. Trabajamos para hacer de esta comunidad un destino atractivo para la estabilidad de las plantillas,

¿Por ejemplo?

Con convenios para construir vivienda, sobre todo en Ibiza, cerrando convenios con asociaciones hoteleras o mejorando dietas. Hay que hacer que venir a Baleares sea atractivo.

¿La amenaza yihadista es real aquí?

Estamos en Alerta 4 y desde la secretaría se lanzó un mensaje de alerta para aglomeraciones. No obstante, Baleares no es un foco de especial tensión ni amenaza. Eso sí, hay que estar alerta y vigilantes, especialmente desde las policías locales.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.