Saltar este contenido

Clavijo, la primera final para el Hestia Menorca

Tras el gazapo en Salamanca, el equipo de Oriol Pagès necesita ganar este domingo al Bodegas Rioja Vega

Tiempo muerto de Oriol Pagès en Salamanca.
Tiempo muerto de Oriol Pagès en Salamanca.


Borrón y cuenta nueva para el Hestia Menorca. Como se diría, toca aprender de los errores cometidos, redimirse de la dolorosa derrota en Salamanca y estrenarse ante el Clavijo, al abrigo de Bintaufa, con una afición siempre fiel y entregada.

No queda otra, porque la competición ya no da respiro y cualquier atisbo de relajación puede suponer entrar en una espiral peligrosa, que meta en serios problemas al equipo. No caben las lamentaciones, no cabe el mirar atrás, más que para aprender y mejorar en citas futuras.

El Bàsquet Menorca debe demostrar que lo sucedido en Salamanca es simplemente un accidente, una piedra en un camino que se había cogido y que es el correcto para llegar a la salvación. Debe volver a la senda del triunfo con la que acabó la primera fase de la competición. El CB Clavijo, un equipo que no pondrá las cosas fáciles, es el rival que visita el Pavelló Menorca (domingo, 12.00).

Rumbo a la séptima

El técnico menorquín, que en Salamanca no pudo disponer de Okeke, lesionado, y Pitu Jiménez, por motivos laborales, espera recuperar, al menos, al base madrileño. Es más dudosa la participación de Okeke, que sigue su proceso de recuperación de la lesión producida antes de acabar la primera fase.

Se enfrentará a un equipo que, pese a estar en el grupo por la permanencia, es uno de los mejores ataques del Grupo Oeste. Por tal motivo, una vez más, la defensa menorquina deberá emplearse a fondo, porque se enfrenta a un equipo muy productivo en labores ofensivas, siendo capaz de anotar con facilidad.

Tiro de Adrián Méndez.
Tiro de Adrián Méndez.

El equipo, desde esa faceta del juego, ha ido creciendo y ha servido para minimizar los daños de una ofuscación ofensiva, como la sufrida ante el Tormes, siendo los mejores partidos menorquines los que la defensa no ha mostrado signos de debilidad, eso, unido a hacerse fuerte en la pintura y adueñándose del rebote, para no dar segundas opciones al rival para poder emprender rumbo hacia la que sería séptima victoria de los de Bintaufa.

Visitará el Pavelló Menorca un clásico de la LEB Oro, al menos en las últimas temporadas. El CB Clavijo ha militado en la segunda categoría del básket español las últimas 7 temporadas, tras las que descendió a LEB Plata, después de quedar clasificado en decimoctava posición.

El Clavijo, Bodegas Rioja Vega, como se le conoce esta temporada, inició la segunda fase como líder, con 7 victorias y 3 derrotas, tras quedar séptimo clasificado en el Grupo Oeste. En esta primera fase acabó séptimo, con 12 victorias y 10 derrotas y no entró en el grupo de ascenso por tener el average perdido ante el sexto clasificado, el Marin Ence Peixe Galego.

Su debut en el Grupo A-2 se ha producido ante el Morón, acabando el partido con derrota, 65-76, una derrota que se cocinó en un mal segundo cuarto, en el que el Morón cogió una renta de 9 puntos, que resultó fundamental. De entre sus jugadores destacó la gran actuación del pívot Erik Nisse, 14 puntos, 10 rebotes, 6 de ellos ofensivos, para un total de 21 créditos de valoración.

La defensa menorquina tendrá que emplearse a fondo ante el mejor ataque de toda la LEB Plata, promedió 77’09 puntos por partido. Su punto débil es, quizás, la defensa, la cuarta peor del Grupo Oeste, recibiendo 75’3 puntos de media.

Del equipo entrenado por Jenaro Díaz destaca por disponer de varios hombres que aportan en diversas facetas del juego. El mencionado anteriormente, Erik Nisse, es el máximo reboteador del Clavijo, rozando las 6 capturas por encuentro, a demás de aportar 8’7 puntos por cita.

Carlos Noguerol es la mayor amenaza ofensiva riojana, convirtiendo casi 12 puntos por partido y valorando 12’1 puntos por encuentro. Pero Noguerol no es la única amenaza ofensiva, ahí están jugadores como Arnau Parrado o Junior Saintel, con 10’5 puntos de media y en el caso de Saintel, teniendo una buena mano desde el triple.

Pero el jugador referencia del Clavijo es Jorge Lafuente, con amplia experiencia en LEB Oro. Sus 8’1 puntos y 5 rebotes lo convierten en el MVP del equipo, promediando 13’5 puntos. Lafuente es también la mayor amenaza desde la larga distancia, superando el 46% de acierto desde el 6’75.

Este es, a grandes rasgos, el rival que visitará el Pavelló Menorca, un partido que se jugará en un día y hora nada habitual, este domingo, a partir de las 12 del mediodía, en el que se espera que, una vez más, las más de 2 mil personas sean el sexto hombre de un Bàsquet Menorca que quiere amarrar una victoria fundamental.

 (Texto: Xus Rotger – deportesmenorca.com)


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.