Saltar este contenido

Descubren el fósil de una ballena de 5,7 millones de años en Mallorca

Se trata del neurocráneo de un cetáceo que podría haber tenido unos 8 metros de largo y unas 7 u 8 toneladas de peso

El fósil está en el interior de un bloque de piedra de Santanyí de unos 750 kilos de peso
El fósil está en el interior de un bloque de piedra de Santanyí de unos 750 kilos de peso

Un reciente trabajo de colaboración realizado por los investigadores Michelangelo Bisconti, Enric Torres, Josep Juárez y Josep Sacarès, bajo la coordinación de Guillem Mas, del Grupo de Investigación de Ciencias de la Tierra del Departamento de Biología de la Universitat de les Illes Balears (UIB), ha dado a conocer el hallazgo de un cráneo de cetáceo misticeto fósil de unos 5,7 millones de años en Santanyí.

Según ha informado la UIB en un comunicado, este fósil de ballena está situado en el interior de un bloque de piedra de Santanyí de unos 750 kilos de peso, procedente de una cantera cercana a s’Horta (Felanitx).

Los resultados preliminares han sido presentados en el reciente ‘1st Palaeontological Virtual Congress’ así como en las ‘VII Jornadas de Medio Ambiente de Baleares’.

La piedra de Santanyí corresponde a la unidad estratigráfica local Calizas de Santanyí, también denominada Complejo Carbonatico Terminal a nivel general del Mediterráneo. Esta unidad está directamente relacionada con la denominada Crisis de Salinidad Messiniense, ocurrida en el Mediterráneo a finales de Mioceno, hace entre 5,9 y 5,3 millones de años.

La importancia del hallazgo reside principalmente en que se trata de la primera y única cita, hasta ahora conocida, de una ballena fósil dentro de esta unidad estratigráfica y época geológica en todo el Mediterráneo, ya que se supone que como consecuencia de las condiciones extremas habidas durante la crisis de salinidad del Messiniense los grandes cetáceos, dada su sensibilidad a la hipersalinidad, se extinguieron temporalmente del Mediterráneo, hasta el restablecimiento de las condiciones marinas normales al inicio del Plioceno.

Dadas las dimensiones y principales rasgos morfológicos del fósil, no existe duda de que se trata del neurocráneo de un cetáceo del suborden del misticetos, existiendo ciertos caracteres que lo pueden relacionar con la familia Balaenopteridae (rorcuales).

La extracción y/o preparación del ejemplar posiblemente pueda permitir una determinación más específica. Por comparación con otros ejemplares fósiles y actuales de la familia Balaenopteridae, los restos corresponderían a un ejemplar de aproximadamente ocho metros de largo y unas siete u ocho toneladas de peso, parecido a la especie actual Balaenoptera acutorostrata o rorcual aliblanco o de Minke.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.