Secretos de Menorca: ¡Navegando al paraíso! – menorca al día
Skip to content

Secretos de Menorca: ¡Navegando al paraíso!

Además de sus parajes la Isla dispone de una amplia oferta cultural y de ocio

Calesfonts.
Calesfonts.
Se trata de uno de los puertos más acogedores de la Isla.

En el archipiélago de las Islas Baleares se localiza un paraíso natural que nada tiene que ver con la visión adquirida de las islas más famosas como Mallorca e Ibiza. Menorca es uno de esos destinos que enamoran a primera vista y nunca se olvidan. Famosa por sus extensas playas vírgenes con dunas arenosas de varios kilómetros de longitud y numerosas calas rocosas de aguas color turquesa, la isla fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993 gracias a sus hermosos paisajes y la enorme variedad de fauna y flora. Pero no es lo único que guarda en su interior esta curiosa isla.

Además de las playas y calas ya mencionadas, Menorca cuenta con pequeños pueblos de pescadores con gran encanto, fortalezas prehistóricas, impresionantes acantilados y pintorescos faros, entre otras cosas, que convierten cualquier viaje en una experiencia inolvidable. Aunque la mayoría prefieren decantarse por otras islas más conocidas de las Baleares, lo cierto es que la amplia oferta cultural y de ocio invitan a recorrerla y disfrutar. Lo más habitual para conocer la isla y desplazarse por ella es a través del coche, pero os proponemos apostar por el alquiler barcos Menorca y descubrir la isla de una manera muy distinta a la habitual.

Por qué alquilar un barco en Menorca

Desplazarse en barco, para aquellos viajeros que deseen conocer la isla de forma más curiosa, es la opción perfecta. De hecho, al ser una isla más bien pequeña en comparación con otras, el hacerse con un medio de transporte marítimo permitirá a los particulares descubrir los lugares más secretos y recónditos o disfrutar de la naturaleza sin tanto ruido.

Las posibilidades son infinitas y existen varias compañías de alquiler barcos que ofrecen diversos modelos para que cada usuario pueda elegir aquel con el que se siente más cómodo a la hora de navegar por las turquesas aguas de Menorca. Los más habituales suelen ser los barcos a motor, moto de agua, catamarán y velero con la posibilidad de contratar a un patrón o, por el contrario, que el propio usuario sea quien tome totalmente el mando. Una de estas compañías, muy conocida en Menorca, recibe el nombre de Click & Boat, y permite vivir una experiencia original y única a un precio idóneo para todos los bolsillos.

Esta empresa en concreto ofrece la oportunidad de realizar las reservas del barco elegido de forma online, por lo que solo será necesario seleccionar las fechas deseadas y recoger la embarcación en el lugar establecido. Te recomendamos trazar una ruta de los lugares que deseas visitar para aprovechar al máximo los días, por ejemplo, los puertos de Fornells, Ciutadella o Mahón son perfectos para fondear y disfrutar de la gastronomía y la naturaleza que los envuelve. Sin embargo, si buscáis tranquilidad el puerto de Grau o de Addaia serán los más apropiados debido a la poca afluencia de turistas con la que cuentan.

Qué otras cosas hacer en Menorca

A pesar del encanto que tienen todos los pueblecitos pesqueros de Menorca, lo cierto es que esta zona concreta de las Islas Baleares permite realizar nuevas actividades a bordo de un barco. Las transparentes aguas del mar Mediterráneo invitan a fondear en cualquier parte de ellas con la única intención de disfrutar de la brisa marina o practicar varios deportes acuáticos. De hecho, el snorkel y el buceo son dos deportes espectaculares para descubrir la vida marina que estas aguas albergan en su interior, donde pueden contemplarse numerosas especies endémicas y fascinantes fondos marinos.

Si decides navegar, acercarse a la costa Sur de la isla es sinónimo de un paisaje marcado por unos impresionantes acantilados de formas y colores muy variados, como consecuencia de la incisión del mar y del viento. En un punto en concreto del litoral, estos acantilados dan lugar a preciosas calas escondidas donde imperan la tranquilidad e intimidad al encontrarse aisladas de cualquier actividad turística. Muchas de estas calas son vírgenes, por lo que los paisajes que presentan son incomparables. Relájate sobre la arena blanca y disfruta de largos baños en el mar en una zona paradisiaca, además son ideales para practicar el snorkel en zonas aguas profundas.

Pero estos acantilados guardan aún más secretos. De hecho, muchas excursiones están enfocadas a descubrir las pequeñas cavidades que se suceden a lo largo del paisaje. En estos acantilados calcáreos se localizan una enorme cantidad de cuevas que se han formado durante años por la erosión marina y que varían en altura y longitud. A bordo de un barco, es posible seguir una ruta establecida que permita explorar el interior de estas cuevas, admirando las tonalidades que el azul turquesa del mar refleja en las rocas de las paredes. Una escapada en barco pensada para sumergirse en la naturaleza de Menorca.


Deja un comentario

Your email address will not be published.