Skip to content

El 5G que cambiará nuestras vidas

El salto cualitativo entre las posibilidades de los actuales dispositivos confirman hasta qué punto va a suponer una revolución

La quinta generación
La quinta generación
Los dispositivos trabajan más rápido y nos van a cambiar la vida

Cuando teníamos teléfonos móviles inteligentes que iban con 3G y nos anunciaban el 4G, el cambio a mejor era ya sorprendente. La mejora suponía sobre todo mayor velocidad en el proceso de datos, de subida y bajada de información a internet.

Sin embargo, si en aquel entonces pasamos de tasas de transmisión de 2Mb por segundo (equivalente a una imagen de resolución baja-media) a una velocidad de 150 Mb por segundo (equivalente a un video de un minuto de duración aproximadamente).

Ahora, el salto es considerable. Al pasar a 5G se pasa a una tasa de transmisión de datos de 20 Gb por segundo (equivalente a una película de dos horas en alta definición).
Otro aspecto importante; Un 90% de ahorro de batería respecto a los recursos que utiliza un dispositivo 4G. Eso permite que los dispositivos no deban tener tanta memoria puesto que se pueden apoyar más en la información en la nube.

También pueden hacer más cosas al mismo tiempo y los recursos no consumirán tan rápido la batería.

El 5G son las siglas de quinta generación de conectividad de telefonía móvil y otra de sus ventajas es que tendrá menos latencia, es decir, el tiempo de respuesta desde que se da una orden a un dispositivo hasta que esta se ejecuta, básico en una operación a distancia como la que se efectuó coincidiendo con la celebración de la última edición del Mobile Congress de Barcelona.

Pero, además, otra de las ventajas es que permitirá pasar de conectar 10.000 dispositivos por kilómetro cuadrado a un millón: esto es el germen de la internet de las cosas, que cualquier objeto se conecte a la red e interactúan entre ellos y tomen decisiones de forma autónoma. ¿Significará esto que está más cerca un futuro en el que los coches sean autónomos? Pues sí. No se trata solo de descargar películas en segundos, si no de que el mundo futuro donde están conectados los electrodomésticos de la casa, el coche, la oficina o la administración sea una realidad.

Cuando se estrenó el 4G, Menorca fue uno de los primeros lugares en desarrollar esta tecnología. Esta nueva red no es ciencia ficción y su importancia es tal que actualmente hay una guerra abierta entre varias potencias comerciales que quieren estar al frente de su desarrollo. En España ya se está poniendo en marcha la nueva red de 5G con solo algunos dispositivos pero muy pronto serán todas las plataformas que lo ofrecerán dejando atrás nuestros actuales teléfonos móviles.


Deja un comentario

Your email address will not be published.