“En verano se dona menos sangre, pero la leucemia no se va de vacaciones” – menorca al día
Skip to content

“En verano se dona menos sangre, pero la leucemia no se va de vacaciones”

Entrevista a Ismael Gutiérrez, director gerente del Banco de Sangre y Tejidos de Baleares

Ismael Gutiérrez, tras la entrevista (Foto: mallorcadiario.com)
Ismael Gutiérrez, tras la entrevista (Foto: mallorcadiario.com)

España es el sexto país del mundo en donaciones de sangre. Sin embargo, en verano se desploman y se viven situaciones críticas. Solo en las islas se necesitan 1.000 donaciones cada semana. Ismael Gutiérrez, director gerente del Banco de Sangre y Tejidos de Baleares, explica a mallorcadiario.com la situación de las reservas de sangre en las islas y anima a la población a donar en verano. Alega que solo un 2 por ciento de la población de Baleares es donante, pero que cualquiera del millón de habitantes puede necesitar una trasfusión en cualquier momento.

¿Cuál es el proceso para donar sangre?

En la donación normal se dona 450 mililitros de sangre, pero no la inyectamos como tal al paciente, sino que la fraccionamos en tres productos distintos: hematíes, plaquetas y plasma. También apartamos una pequeña muestra de la sangre, que se envía para hacer una serie de pruebas y comprobar que la persona no sufra ningún tipo de infección. Si todo pasa los controles, estos productos se trasladan a nuestro almacenamiento y de allí, se distribuyen a los hospitales.

Una persona que haya tenido una hemorragia necesitará sobre todo plasma y glóbulos rojos; sin embargo, una que tenga leucemia necesitará muchísimo plasma. Depende de la enfermedad o situación el paciente recibirá un tipo u otro de sangre, o producto hemoderivado, que llamamos.

Cada uno tiene una caducidad distinta: los glóbulos rojos tienen unas condiciones óptimas durante 42 días, el plasma se puede congelar y dura hasta 3 años y las plaquetas solo perduran 5 días en temperatura ambiente y movimiento contínuo.

¿Qué personas pueden donar y cuáles no?

Tenemos tres requisitos esenciales: tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y tener, en general, buena salud. Si cumples estos tres pùntos, puedes acercarte al Banco de Sangre. Allí rellenas un cuestionario, pasas una entrevista médica en la que se te hacen una serie de preguntas acerca de tu estilo de vida y tratamientos médicos. En ese momento se decide si puedes donar o no.

¿Por qué hay que esperar para donar cuando uno se hace un piercing o un tatuaje?

Es por un tema de seguridad. Cuando hacemos el análisis de la muestra de sangre comprobamos una serie de enfermedades, pero no las podemos controlar todas. Los cuatro meses que hay que esperar, tras hacerse un tatuaje son una ventana en la que pueden aparecer síntomas de posibles infecciones. En España los estándares de seguridad de los tatuajes son altísimos, pero nosotros llevamos la seguridad casi hasta el absurdo, con el objetivo de evitar ningún tipo de contagio.

En los años 70 y 80 hubo un problema con un producto que se fabrica con plasma y se infectaron de hepatitis y sida 20.000 hemofílicos en todo el mundo. Ese incidente de contaminación masiva hizo que la seguridad se llevara al máximo.

¿Supone algún riesgo para el donante la extracción de sangre?

No, ninguno. De hecho, varios estudios apùntan que existen ciertos beneficios para el cuerpo: mejora la capacidad que tiene la sangre para regenerarse y parece que estabiliza los niveles de hierro. No solo no es perjudicial, sino que es potencialmente beneficioso.

¿Por qué solo podemos donar sangre 3 o 4 veces al año?

Se trata, de nuevo, de seguridad. Se donan 450 mililitros y los seres humanos tenemos entre 4,5 y 7 litros de sangre. Por lo tanto, estás perdiendo entre un 5 y un 10 por ciento del total de tu sangre. Durante unos días, tu cuerpo irá regenerando la sangre y hay que respetar esos niveles, para asegurar que el donante esté protegido. Tenemos gente súper altruista y que si pudiese donar más de lo que le dejamos, donaría más y eso podría poner en riesgo la seguridad del donante.

¿Por qué los hombres pueden donar 4 veces al año y las mujeres solo 3?

Por dos razones. La primera es que normalmente las mujeres pesan menos y eso tiene un impacto a la hora de donar. El otro motivo es la menstruación: la mujer tiene unos requerimientos sanguíneos un poco más especiales. Es normativa internacional.

¿Cuánta gente es necesario que done a la semana para garantizar reservas suficientes?

Idealmente necesitaríamos 1.000 donaciones semanales. Dependiendo de la época del año, llegamos. En verano nos cuesta mucho más y esto es un problema mundial. En verano, concretamente en el caso de Baleares, la demanda sube, pero muy poco. El problema es que se nos desploma la donación. Hay gente que tiene más trabajo, por el trabajo estacional, otros que se van de vacaciones y a los que ni trabajan ni están de vacaciones no les apetece donar con 40 grados.

Aprovecho para recordar que una persona con leucemia para superar su enfermedad durante todo el tratamiento puede necesitar 200 transfusiones. Esta persona va a necesitar la transfusión en julio o en agosto. La leucemia no se toma vacaciones. Por eso es muy importante seguir incidiendo en que hay que donar en verano. Si uno se va de vacaciones, el día antes de irse lo dejas hecho.

El Banco de Sangre de Baleares se fundó en 1998, ¿quién cubría antes esta función?

Son Dureta tenía su propio centro y Cruz Roja tenía también parte del control de la donación. En 1998 se decidió unificar y profesionalizar el servicio. Esto es normativa estatal, cada comunidad autónoma tiene su centro de referencia. Nosotros nos encargamos de todo: desde organizar las colectas, la unidad móvil, la extracción, el transporte, el laboratorio y la distribución a los hospitales.

Aproximadamente, ¿cuántos donantes de sangre hay en Baleares?

Contamos con 24.000 donantes habituales. Nuestra población de donantes es bastante fiel, lo que necesitamos son nuevos donantes. Solo el 2 por ciento de la población de Baleares es donante, pero cualquiera del millón de personas que viven en las Islas puede necesitar mañana una donación.

Hay un grupo poblacional que puede donar y no dona, principalmente porque nadie les ha explicado lo importante que es la donación. La población de Baleares es muy solidaria: cuando se les explica que hay que donar, en órganos somos los primeros, en tejidos osteotendinosos también somos los mejores de España. Si subiésemos hasta el 4 por ciento de donantes de sangre en la población balear, sería maravilloso.

Solo el 9 por ciento de las donaciones son de jóvenes ¿Por qué?

No lo ven como algo suyo. Uno de los grandes mitos es que solo es para accidentes de tráfico. Y esto vemos imposible que pase, hasta que te pasa. Pero no solo se necesitan transfusiones para accidentes de tráfico: hay leucemias, hay operaciones, hay partos complicados… Además, muchos jóvenes se hacen tatuajes o piercings y tienen que esperar. Tenemos que hacer un trabajo de concienciación: “Sí, hazte un tatuaje, pero dona el día de antes”. Aún así, la población juvenil balear es extremadamente solidaria. Cuando hacemos campañas en la UIB son muy exitosas.

¿Qué tipos diferentes de donación hay?

Existe la donación de sangre y la aféresis. Este tipo de donjación es para donantes avanzados.Si uno tiene el nivel de plaquetas o de glóbulos rojos muy alto, se le ofrece. Consiste en conectarse a una máquina, que extrae la sangre y solo se queda con lo que necesita (plasma, plaquetas, glóbulos rojos…) y te devuelve el resto. Por lo tanto, estás más tiempo conectado -dura 1 hora, en vez de 15 minutos, como la donación normal-, pero estás como nuevo, porque no has perdido volúmen de sangre. Además, nos ahorramos el proceso del laboratorio. Como sacamos directamente el producto hemoderivado, puede ir directamente al hospital.

¿Qué pasa si una semana hay menos donaciones y no la pueden cubrir? ¿De dónde consiguen la sangre?

El sistema español está diseñado para que todos los bancos de sangre nos podamos ayudar entre nosotros. Si Madrid mañana se queda sin 0+, podemos enviarles sangre, y viceversa. En Baleares, por suerte, somos autosuficientes. Hace ocho años que no necesitamos sangre por situaciones de falta de reservas. En Madrid, en los atentados de Atocha, sí que se envió sangre. Se saturó la calle de gente que venía a donar. Si no una situación de peligro, siempre va a haber sangre.

¿Cuántas donaciones hubo en Baleares en 2018? ¿La tendencia va al alza?

Hubo 36.363 donaciones. Ahora está la tendencia un poco a la baja, pero lo más importante es que cubrimos la demanda. Lo que queremos es dejar de hacer llamamientos de emergencia, es decir, que las reservas siempre estén estables. Tenemos muchas situaciones críticas, sobre todo en verano. La semana pasada teníamos sangre de 0+ solo para un día. El objetivo es que eso no ocurra. De nada nos sirve tener un excedente en marzo si después en agosto un niño con leucemia no tiene sangre de su tipo.

¿Para qué usan la sangre?

Para todo tipo de enfermedades, operaciones, accidentes… Un parto complicado puede requerir 20 bolsas de sangre; un trasplante de corazón se puede llevar decenas. Cualquier operación va a requerir de alguna transfusión. Estamos muy orgullosos de lo mucho que donamos en España en tema de órganos, pero también tenemos que donar sangre. Sin donación de sangre, no hay donación de órganos.

España es líder mundial en donación de órganos y el sexto en donaciones de sangre ¿Cuáles son las razones?

La sociedad española tiene una sensación de colectividad y de solidaridad extraordinaria. Yo viví unos años en Reino Unido y allí se dona menos. Había gente que me explicaba que era una cuestión religiosa, pero aquí la cultura católica también está muy presente. Creo que es una cuestión de concienciación social. Lo asocio mucho a los accidentes de tráfico: en 1997 morían 6 mil personas al año en España. Ahora solo mueren mil. Los españoles, cuando nos ponemos a ello, somos gente extremadamente sensata y solidaria.

La función en el ámbito de la sangre es muy conocida, pero también es el Banc de Teixits ¿Cómo funciona esta parte de la fundación?

El Banco de Tejidos se dedica a almacenar sobre todo, tejido osteo-tendinoso: huesos, tendones y ojos. Cuando tenemos una persona que ha fallecido y es donante, dona los órganos y el resto se envía al Banco. Con esto creamos derivados, que se utilizan para tratamientos de muy diverso tipo. Por ejemplo, “chips de hueso”: hacemos una especie de polvo, que luego en los hospitales utilizan como una pasta para reparar huesos.

También tenemos el Banco de leche materna, que es como una donación de sangre, pero de leche materna. Si una mujer que acaba de ser madre tiene excedente de leche, nosotros le damos los medios para que ella genere esa leche, que se va a dedicar a neonatos, niños que han perdido a su madre y que no tienen eses sustento…

¿Cuál es la situación del Banco de Tejidos en Baleares?

Los resultados del Banco de Tejidos de Baleares son espectaculares y es para sentirse orgulloso. En Baleares somos los mejores de España de tejidos osteotendinosos. En la donación de órganos y tejidos, la población de España, y especialmente de Baleares, está extremadamente concienciada. Tenemos que sentirnos muy orgullosos.


Deja un comentario

Your email address will not be published.