“Pequeños pies que dejan huella”, lema del Día del Recuerdo en Menorca – menorca al día
Skip to content

“Pequeños pies que dejan huella”, lema del Día del Recuerdo en Menorca

Para hacer visible la situación de las personas que han sufrido la muerte de un bebé

Equipo de profesionales que elaboraron el protocolo de atención al dolor perinatal
Equipo de profesionales que elaboraron el protocolo de atención al dolor perinatal

El próximo martes, 15 de octubre, el Hospital Mateu Orfila conmemorará el Día del Recuerdo coincidiendo con el Día Internacional de la Pérdida Perinatal. Con el lema “Pequeños pies que dejan huella”, el acto quiere hacer visible la situación de las personas que han sufrido la muerte de un hijo o hija durante la gestación, en el momento del parto o durante los días posteriores.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en España se producen más de dos mil muertes perinatales al año. No es un hecho habitual, pero sí muy traumático para las personas que se encuentran en esta situación, que tienen que afrontar un duelo que muy a menudo se silencia y pocas veces se reconoce socialmente.

El acto tendrá lugar a las 5 de la tarde en el Patio de Pacientes, ubicado en la planta baja del Hospital. Consistirá en un encuentro para acompañar a las personas que han vivido esta experiencia, trasplantar un almendro, en el que podrán poner una estrella como recuerdo de la hija o el hijo perdido, y compartir un rato de música y merienda.

Se trata del primer Día del Recuerdo que se organiza en el Hospital Mateu Orfila después de que se pusiese en marcha, en abril, un nuevo protocolo de atención ante una situación de muerte perinatal. Dicho protocolo lo desarrolló un grupo de trabajo formado por tres psicólogas, dos matronas, una ginecóloga, un pediatra, una trabajadora social y la coordinadora de Calidad del Hospital.

Con este protocolo se desea dar respuesta a las personas afectadas, que reclamaban una atención sanitaria adecuada, y también a los profesionales sanitarios, que no han sido formados académicamente para atender correctamente estos casos y por ello necesitaban unas pautas de actuación. En este sentido, la guía ofrece recursos de intervención psicológica y emocional para profesionales y también pautas de ayuda para las personas afectadas después del alta hospitalaria, pues se seguirá haciendo un estrecho control que permita detectar casos de duelo complicado.

En el momento del alta hospitalaria se entrega a las personas afectadas —si lo desean— una caja de recuerdos, que contiene la ropita del bebé, sus huellas dactilares, la pulsera identificativa e incluso fotografías, para que todo ello las ayude a afrontar la pérdida. También se les entrega una carta de pésame y un folleto con recomendaciones relativas al proceso del luto y a recursos varios (libros, webs, asociaciones…), que pueden servirles de ayuda. Si es necesario, la matrona, el médico o médica de atención primaria y el psicólogo o psicóloga de cuidados paliativos hacen un seguimiento domiciliario de las personas afectadas.


Deja un comentario

Your email address will not be published.