Skip to content

(Fotos) El Hestia Menorca tumba al Albacete y establece velocidad de crucero

Corbachco resultó letal desde el 6'75 (Foto: Hestia Menorca)
Corbachco resultó letal desde el 6'75 (Foto: Hestia Menorca)
Deion Bute
Deion Bute
Deion Bute trata de anotar ante la oposición manchega - Foto: Hestia Menorca
Foto: Hestia Menorca
Foto: Hestia Menorca
Foto: Hestia Menorca
Foto: Hestia Menorca

El Hestia Menorca establece velocidad de crucero, tras conseguir la tercera victoria consecutiva, esta vez ante el Arcos Albacete Básket, 72-61. Y eso que el equipo menorquín pasó dos momentos críticos, en los inicios del primer y último período, pero supo sobreponerse y desde una gran defensa, dejó sin opciones a los visitantes.

El Menorca estuvo liderado por un gran Urko Otegui, 18 puntos y 11 rebotes le valieron para ser el MVP del partido. También apareció el mejor Alberto Corbacho de la temporada, resultando decisivo desde el triple, hasta 6 anotó el alero mallorquín.  Pitu Jiménez al mando del barco aportó la tranquilidad necesaria para superar los malos momentos por los que le hizo pasar un buen Albacete. Por parte manchega destacó Eddy Polanco, que apareció en la segunda parte, para acabar con 19 puntos.

La propuesta defensiva del Arcos Albacete marcó el inicio del partido, con un Menorca que estuvo más de 4 minutos sin anotar, con nulos porcentajes en ataque. El equipo visitante se iba 0-6, pero Corbacho, desde el triple, desde el triple, parecía romper el mal momento local. Pero el equipo de Pagès  no se encontraba cómodo en pista y los visitantes se iban a los 8 puntos de ventaja, 3-11. Dos triples de Corbacho y Otegui mitigaban el mal momento mahonés, pero resultaba insuficiente para enjuagar la ventaja. Final del primer período y 13-17 en el marcador.

Mejoró el Hestia Menorca en los albores del segundo cuarto y lo hizo desde la defensa, adaptándose a la propuesta de juego manchega y con Bute y Otegui empezando a producir desde la pintura. Dos acciones consecutivas de los interiores menorquines igualaban el partido a 17 y Méndez, desde el tiro libre, daba la primera ventaja al Bàsquet Menorca, 18-17.  Fueron los minutos de Oteguí, oxigenó el ataque local, estableciendo conexión con Pitu Jiménez y manteniendo la ventaja en el electrónico, 24-20, con un Albacete negado en ataque. La ventaja llegaba hasta los 8 puntos, tras un triple de Serra, obligando a Varela a pedir tiempo muerto. Un tiempo muerto que no le valió para estrechar el marcador, que al descanso era de 33-24.

No cambió la decoración tras el descanso, el Hestia Menorca,  seguía guiado por Urko Otegui en la pintura y Alberto Corbacho desde el tiro exterior. Los de Pagès seguían gobernando el partido marchándose hasta los 20 puntos, tras dos triples consecutivos del alero mallorquín, que obligaban al técnico visitante a pedir tiempo muerto.  El Albacete logró, como mal menor, parar la sangría local y a golpe de triple redujo distancias, 49-35. Una antideportiva señalada a Méndez sería aprovechada por un hasta entonces desaparecido Polanco, para amenazar la tranquilidad menorquina, 50-40, que se quedó en +12 al finalizar le tercer acto.

El Albacete se metió de lleno en el partido, con su MVP Polanco de regreso,  rebajó la barrera psicológica de los 10 puntos, 54-46, con 8 minutos por jugar, en un tramo en el que volvían los fantasmas del inicio del partido. Tocaba arremangarse, porque el electrónico continuaba estrechándose, 56-52, con 5 minutos por delante, obligando a  Pagès a parar el partido. Dos triples de Corbacho resultaron providenciales, el primero para dar aire al equipo, que estaba pasando por sus peores momentos, y el segundo para dar la estocada definitiva al partido, de nuevo +11.  El Albacete agotó su gasolina y la victoria se quedó en Maó, tercera consecutiva, cuarta de la temporada.

Incidencias

La mejor entrada de la temporada, con más de 1900 personas en las gradas del Pavelló Menorca.

Consulte las estadísticas del partido aquí.

 


Deja un comentario

Your email address will not be published.