Skip to content

(Fotos) El Hestia Menorca se lleva un triunfo de prestigio ante un gran Barça

Urko Otegui realizó un gran partido - Foto: Jaume Fiol
Urko Otegui realizó un gran partido - Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Foto: Jaume Fiol
Urko Otegui realizó un gran partido - Foto: Jaume Fiol
Urko Otegui realizó un gran partido - Foto: Jaume Fiol

PARTIDAZO y con mayúsculas. Así se puede definir lo que pudieron presenciar las más de tres mil personas  que poblaron el Pavelló Menorca. La victoria se decantó en el minuto final para el Hestia Menorca, 73-69. Un triunfo de los que dan prestigio y que fue muy trabajado, ante el que ha sido, de largo, el mejor equipo que ha pasado por Maó.

El Hestia Menorca pasó malos momentos, pero supo sufrir, sacando a relucir  una enorme fortaleza mental para superarlos, apoyados por una afición espectacular, y mostrando que este equipo se sabe adaptar a cualquier propuesta que se le ponga por delante. En esta ocasión se adaptó a un equipo que mostró una enorme calidad y talento y que realizó una defensa, por momentos, espectacular.

El partido que realizó Urko Otegui es para enmarcar, dobles figuras para el interior vasco, 22 puntos y 12 rebotes, que le valieron para ser el MVP del partido. También brillaron un gran Okeke en la pintura, los triples claves de Corbacho y el aplomo de los timones del equipo, Jiménez y Hernández. El base Brancou fue el mejor del Barça, anotando 22 puntos.

Fueron unos minutos iniciales intensos, con dos equipos a lo que le costaba anotar, fruto de las buenas defensas. El electrónico apenas señalaba un 5-0 de inicio, pero el Barça con dos triples consecutivos, se estrenó después de más de 4 minutos de juego, 5-6. Fue el “momento Otegui, el solito se puso el equipo a sus espaldas, anotando, 11 puntos en este tramo. La defensa menorquina volvió a secar al joven equipo blaugrana y el primer cuarto se cerró con la máxima ventaja local, 19-10.

El Menorca salía vivo de los envites visitantes, manteniendo ventajas que se movían en torno a los 7-8 puntos. Pero pasito a pasito y de la mano de un buen Brancou en ataque y elevando las prestaciones defensivas, el marcador se ajustó, 27-24, obligando a Pagès a parar el partido a 5’30 del descanso. Tres tiros libres consecutivos de Corbacho daban un ligero respiro al Hestia Menorca, pero el Barça mostraba acierto desde el triple y amenazaba con coger el  timón del partido. Pero no fue así, tuvo hasta dos acciones consecutivas para igualar o superar al Menorca y no las aprovecho, siendo Otegui, quien si no, que cerraría el período, dejando la ventaja al descanso en +3, 38-35.

Tras el descanso el Hestia Menorca sacó petróleo de las idas y venidas en las que se había convertido el partido, Otegui, ¿quien si no?, y Hernández obligaban al banquillo visitante a parar el partido, con el equipo local recuperando la máxima ventaja, 44-35. El tiempo muerto surtió el efecto deseado, 0-6 de parcial y todo como estaba al descanso, a 4’20 de finalizar el tercer acto. El Menorca estaba en un mal momento y Otegui pedía ayuda a las 3100 personas. El aliento menorquín y un triple de Méndez dieron oxígeno a los locales, que cerrarían el cuarto con 7 puntos de ventaja, 54-47.

El Barça endosó un 0-8 de salida que le daba la primera ventaja en el electrónico después desde el 5-6. Pero el Bàsquet Menorca mostró una gran fortaleza mental, recuperando el mando del marcador. Corbacho parecía allanar el camino hacia el triunfo con un triple, pero el Barça se colocaba a tres puntos con 25 segundos por jugar. Pero tras un monumental susto en saque de fondo del Menorca, Guebert y Jiménez, desde el tiro libre, sentenciaron  el partido. Una gran victoria, de las que dan prestigio a la liga y que fue celebrada por todo lo alto por la afición menorquina.

Incidencias

Espectacular el ambiente del Pavelló Menorca. 3100 personas llevaron en volandas al equipo a una sufrida y merecida victoria.


Deja un comentario

Your email address will not be published.