Sustituyen algunos árboles del puerto de Maó que ponían en peligro a los peatones – menorca al día
Skip to content

Sustituyen algunos árboles del puerto de Maó que ponían en peligro a los peatones

Debido a su mal estado y la proliferación de hongos y pulgones en ellos

Árboles en el puerto de Maó (Foto: Autoridad Portuaria de Baleares)
Árboles en el puerto de Maó (Foto: Autoridad Portuaria de Baleares)

Los árboles ubicados en el exterior de las oficinas que la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) tiene en el puerto de Maó han causado incidencias en la zona debido a la caída de algunas de sus ramas por el efecto del viento y han generado situaciones que pueden ser peligrosas para los peatones y el tráfico rodado. Por este motivo la APB está procediendo a sustituir los árboles más dañados.

Además, las raíces de los árboles estaban dañando el pavimento del puerto levantando los adoquines, los bordillos y las rejas de los sumideros de recogida de pluviales, lo que también ha generado situaciones de peligro para los peatones.

La gran envergadura de las copas de algunos ejemplares requerían practicar una poda muy contundente a uno de sus lados para evitar que rascasen o impactasen con los edificios y esto provocaba que fueran perdiendo su simetría y aumentando el riesgo de caída lateral de algunos de ellos.

Además, la proliferación de pulgones y hongos ha generado molestias a algunos usuarios del puerto, que ya habían propuesto en alguna ocasión la sustitución de algunos ejemplares. Esto añadido a que el estado sanitario de algún individuo, su edad y gran tamaño aconsejaba también su sustitución.

Los ejemplares que han sido eliminados son de las especies Tipuana tipu y Jacaranda mimosifolia y serán sustituidos a principios de 2020 por árboles de una especie más adecuada para esta zona.

La eliminación y posterior sustitución de estos árboles ha sido adjudicada a la empresa Maó Jardines, SL, por un presupuesto aproximado de 4.000 euros. La actuación, que da empleo directo a cuatro personas, comenzó a mediados de noviembre con la eliminación de los árboles y finalizará a inicios del año que viene con la plantación de los nuevos ejemplares.

La especie que se elegirá será resistente a los fuertes vientos, más respetuosa con el pavimento, de hoja perenne para ahorrar en gastos de poda, recogida de hojas y limpieza, más adaptable al clima mediterráneo para tener menos demanda de riego y más resistentes de pulgones o hongos y plagas como la Xylella fastidiosa.

Además, los ejemplares de esta especie son de porte pequeño o medio y se plantarán a una mayor distancia de los edificios de los que habían hasta ahora, evitando así el contacto con las fachadas.


Deja un comentario

Your email address will not be published.