Skip to content

(Fotos) Llegan las rebajas

Rebajas en la tienda Olímpics de Maó (Fotos: Tolo Mercadal)
Rebajas en la tienda Olímpics de Maó (Fotos: Tolo Mercadal)

Una vez que las fiestas han bajado la persiana, los comerciantes de la Isla han empezado a activar las rebajas. Aunque muchos de ellos las han avanzado, lo cierto es que Menorca inicia este martes una campaña que está previsto que genere más empleo.

Así lo han asegurado las diferentes asociaciones y empresas de trabajo temporal, que hablan de más de 500 puestos de trabajo nuevos en las islas.

Unas cifras que supondrían un 5% más que el año pasado.

Las tiendas han empezado a ofrecer rebajas y descuentos. Perfumería, cosmética, electrónica, comercio textil… todas han iniciado la campaña de invierno con el objetivo de engordar sus ventas.

Desde el desde el Govern han recomendado una actitud responsable a la hora de aprovechar las ofertas, aconsejando evitar el consumismo y comprar solo aquello que realmente se necesita, para lo cual conviene planificar las compras y hacer una lista antes de ir de rebajas.

También han recordado las obligaciones de los comerciantes en el inicio de la campaña:

  • Los vendedores no pueden adquirir los productos especialmente para la venta en rebajas: deben ser artículos que hayan estado a la venta antes a un precio superior.
  • Los comerciantes deben indicar claramente el precio de venta anterior y el rebajado, o tiene que figurar el precio normal de venta y el porcentaje de la rebaja que se aplicará en el momento de la compra.
  • Los precios de venta deben figurar tanto en los escaparates como en el interior del comercio.
  • El anuncio de ventas en rebajas, en general, tiene que afectar como mínimo a la mitad de los productos ofrecidos en el establecimiento, sin perjuicio de que se pueda anunciar la de cada artículo en concreto, que se debe identificar y diferenciar debidamente del resto.
  • Los productos rebajados deben estar diferenciados de otros tipos de ventas a precios inferiores de los habituales, como los artículos en liquidación, los saldos o las ofertas especiales. En ningún caso los productos que se venden en rebajas pueden ser saldos, es decir, artículos que presentan alguna tara o defecto en la fabricación.
  • El comerciante debe aceptar los medios de pago habituales -entre ellos las tarjetas de crédito- y no puede cargar un porcentaje superior por el uso de tarjetas de crédito ni rechazar la compra por este sistema si habitualmente se utiliza en su comercio.
  • Los comercios deben indicar que hay hojas de reclamaciones.

Deja un comentario

Your email address will not be published.