¿Deberían hacer huelga los estudiantes por cualquier motivo? – menorca al día
Skip to content

¿Deberían hacer huelga los estudiantes por cualquier motivo?

PLIS educación se queja de la convocatoria del 6 de marzo que supondría un parón en las aulas con consignas pro feministas y contra el racismo y el fascismo

Cartel que anuncia la huelga
Cartel que anuncia la huelga
Al colectivo PLIS le preocupa que colectivos antisistema puedan estar detrás de esta convocatoria

Cuando la joven estudiante sueca Greta Tintin Eleonora Ernman Thunberg decidió saltarse las clases de un viernes lectivo porque estaba preocupada por la salud del planeta, poco se imaginaba que una horda de estudiantes de todo el mundo le seguiría los pasos al nivel que lo han hecho.

No hay constancia de que hayan salvado el planeta, pero desde luego sí que han conseguido hacer mucho ruido.
¿Y si cunde el ejemplo y ahora los estudiantes se aferran a cualquier consigna para hacer huelgas por otros motivos?

Desde la asociación PLIS educación consideran que las huelgas en el ámbito de la escuela deben existir y ser utilizadas para cualquier reivindicación que sea exclusivamente del ámbito de la educación. Sin embargo, aferrarse a expresiones ideológicas o políticas no debería ser utilizado como excusa para no ir a clase.
Según un comunicado de PLIS, la convocatoria en algunos centros de una huelga el próximo 6 de marzo, aprovechando la proximidad en el calendario del Día Internacional de la Mujer (que es el día 8), es discutible por el ensalzamiento del feminismo.

Pero azuzar en los carteles de la convocatoria a sumar consignas antiracistas y antifascistas es lo que ha preocupado a este colectivo de profesores. Consideran que se están utilizando excusas para evadirse de las aulas y dirigir consciencias.

Los principios de PLIS se resumen en estos puntos:
Transmitir conocimientos, habilidades y competencias de la manera más efectiva posible, concentrar esfuerzos para conseguir la excelencia de los alumnos, trabajar desde la neutralidad ideológica para con ellos y que se eduquen en un sistema que respete sus derechos lingüísticos.
Instrucción como objetivo fundamental de la enseñanza
Lo que es característico de un centro educativo, y que lo distingue de cualquier institución o asociación con fines de cohesión social, es la transmisión de conocimientos, habilidades y competencias.

Cohesión social como una consecuencia de la instrucción
Se ha desterrar la pretensión de considerar la educación y los centros de enseñanza como privilegiados medios para lograr la cohesión social. Este principio permite la nefasta “ingeniería social”, a la que se han dedicado intensamente durante las últimas décadas gobiernos nacionales y autonómicos. La cohesión social se consigue como una consecuencia de una correcta instrucción, no al revés.

Neutralidad ideológica
Los profesionales docentes trabajan con menores de edad y han de procurar no trasladar sus convicciones ideológicas o políticas a los alumnos y rechazar todo intento de adoctrinamiento, propaganda política o apoyo a acciones políticas que tengan como objeto los alumnos.

Excelencia y éxito académico
Todo centro de enseñanza debe perseguir el éxito escolar, éxito entendido de forma ponderada, teniendo en cuenta puntos de partida y condiciones socioculturales de la población escolar

Autonomía pedagógica y de recursos humanos
Los centros han de tener autonomía pedagógica para alcanzar el objetivo del éxito académico. Además, la autonomía pedagógica se ha de complementar con la autonomía en la disposición de los recursos humanos necesarios para conseguir el éxito.

Responsabilidad
Los centros tienen responsabilidad en el éxito o fracaso escolar. La tentación de desviar la responsabilidad del fracaso a las familias, al entorno o a las consideraciones socioeconómicas, oculta casi siempre la irresponsabilidad en la que la educación se ha movido durante muchos años.

Medición externa
El reverso necesario de la autonomía es la medición externa de resultados. Sólo los sistemas irresponsables prescinden de la medición externa. España ha tenido que recurrir, para conocer el nivel académico de sus alumnos, de sus centros y de sus autonomías, a pruebas externas internacionales (PISA, PIRLS, TIMMS), porque ha sido incapaz de elaborar evaluaciones externas objetivas y comunes.

Profesionalización docente
El éxito o fracaso ha de conllevar el reconocimiento profesional de los centros, de los equipos directivos, de los equipos docentes, de los profesores.

Respeto a los derechos lingüísticos
Los alumnos de las Islas Baleares tienen el derecho constitucional de estudiar en las dos lenguas oficiales de la comunidad autónoma. Este derecho, que como tal es inviolable, no se garantiza actualmente, a pesar de las numerosas sentencias de los tribunales Supremo y Constitucional.

Según PLIS, los motivos que se esgrime el Sindicato de Estudiantes para convocar la huelga son ajenos al mundo educativo y no se refieren a ninguna decisión educativa que afecte a los alumnos.


Comments (2)

  1. … los estudiantes no son tontos, saben que se están instruyendo y preparando para el futuro, pero también que viven en sociedad, y por tanto deben estar al tanto de lo que pasa en la vida normal de su barrio, ciudad y sociedad… respecto a los reparos del PLIS, el principio de neutralidad ideológica que preconizan está ACTUALMENTE siendo prostituído por la iglesia, incardinada como una garrapata, en todos los estamentos de la educación, y sí, también puede considerarse una rémora de la educación franquista, o sea que la protesta es PERTINENTE… y lo será hasta que algún político deje de tragarse sapos y denuncie el concordato vaticano y los eche de las aulas

Deja un comentario

Your email address will not be published.