Recomendaciones de los psicólogos para afrontar el aislamiento con menores – menorca al día
Skip to content

Recomendaciones de los psicólogos para afrontar el aislamiento con menores

Especialmente dirigido para las familias con menores a su cargo

Los menores necesitan saber qué está pasando y porqué están aislados
Los menores necesitan saber qué está pasando y porqué están aislados

“Los niños y niñas detectan cuándo algo no va bien o cuándo los adultos se sienten inseguros o asustados. Por ese motivo, lo primero y más importante es explicarles con calma lo que está sucediendo y los motivos por los que tenemos que permanecer en casa. Contrariamente a lo que podemos pensar, si tratamos de ocultarles información para protegerles sobre qué es el COVID-19 o sobre qué es el aislamiento, los menores pueden recurrir a argumentos fantasiosos, producto de su imaginación, para compensar la falta de información. Con esto, corremos el riesgo de que imaginen escenarios aterradores y distantes de la realidad”.

Por esto el Col·legi Oficial de Psicologia de les Illes Balears (COPIB) ha elaborado un conjunto de recomendaciones para afrontar el aislamiento al que obliga el estado de alarma decretado por el Gobierno del Estado, especialmente dirigido para las familias con menores a su cargo.

“Es fundamental que los menores comprendan que esta nueva situación no son unas vacaciones, sin permitir que el miedo o el pánico se apodere de ellos. Por eso, es importante mantener las rutinas programadas y establecer algunos momentos destinados a reflexionar sobre lo que esta sucediendo, lo que piensan y lo que les preocupa“, señalan los psicólogos y aconsejan que “establecer un horario será muy útil tanto para los/as pequeños/as, como para sus cuidadores. No se trata tanto de establecer un horario fijo, es importante ser flexibles, y tener una serie de objetivos alcanzables durante determinadas franjas horarias”. Por ejemplo:

  • Levantarse, asearse, vestirse (aunque sea con ropa comoda de estar por casa).
  • Desayuno, aprovechar para hacerlos más completos y participar todos en su elaboración.
  • Tareas domésticas: es un buen momento para trabajar la autonomía de los menores al
    disponer de tiempo para enseñarles tranquilamente y de forma positiva: hacer la cama,
    recoger la habitación, colaborar doblando ropa, organizar algún cajón o armario juntos… este
    tipo de actividades los mantendrá entretenidos y les permitirá sentirse satisfechos.
  • Tareas académicas que se hayan facilitado desde los centros escolares o refuerzo con los
    materiales que se tengan en casa.
  • Tiempo libre después de las comidas y a media tarde: la televisión, los video juegos, tablets…
    Es normal que que se incremente el tiempo de uso, hay que ser flexibles, pero haciéndoles
    saber que se trata de una situación extraordinaria. Actividades como las manualidades,
    música, bailes, juegos de mesa, etcétera, pueden ofrecer también distracción y momentos
    relajados y divertidos que compartir entre todos.
  • Para los/as más pequeños, prepararles un buen baño al final de la tarde para que se relajen y
    diviertan.
  • Después de la cena se puede anticipar/organizar lo que se hará durante la siguiente jornada,
    compartir un rato de lectura y practicar algún ejercicio de yoga o de respiración en la cama.
  • Los niños/as, igual que las personas adultas, pueden estar nerviosos/as y más irritables por la
    inactividad a medida que vayan pasando los días de cuarentena. Es necesario saber que se
    van a producir momentos de tensión y es necesario prepararse para incrementar la
    tolerancia.
  • En las casas en las que haya más de una persona adulta, es importante procurar también
    organizar a lo largo de la jornada algún relevo para disponer de un tiempo individual que
    permita desconectar y hacer alguna actividad que les permita relajarse también.
  • Evitar escuchar las noticias delante de ellos. Es importante que los adultos estén informados,
    pero se recomienda hacerlo en momentos y lugares en los que no estén los menores y
    consultando fuentes oficiales. Aun así, no hay que olvidar preguntarles a ellos también cómo
    se encuentran y qué necesitan saber.
  • Aunque se esté en casa, no se está aislado. Actualmente disponemos de mucha tecnología
    que nos permite estar conectados: videollamadas, aplicaciones para hacer llamadas de varias
    personas, como a los abuelos y abuelas que, por prevención, quizá no puedan estar en
    contacto directo con la familia estos días.

Deja un comentario

Your email address will not be published.