¿Cuáles son los nombres más comunes en las islas? – menorca al día
Skip to content

¿Cuáles son los nombres más comunes en las islas?

Antonio y María lideran el ranking en Balears, según un informe del Instituto Nacional de Estadística

Gente paseando por el centro de Maó.
Gente paseando por el centro de Maó.

Un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) revela cuáles son los nombres que más abundan en las islas. Para hombre, el más habitual es Antonio mientras que María es el que tienen más mujeres. Si se mira los nacidos en la década de 2010 lideran Marc y Paula. Por su parte, García y Martínez son los apellidos más comunes.

En concreto, 21.543 hombres se llaman Antonio en Balears, 37,6 por cada 1.000 habitantes; y 12.673 mujeres se llaman María, una tasa de 37,2 por cada 1.000 habitantes.

Antonio y María son también los nombres más comunes en el conjunto de España (aunque si se tienen en cuenta nombres compuestos, el nombre de mujer más frecuente en el país es María del Carmen).

La lista de los diez nombres de hombre más frecuentes en Balears la completan Juan, José, Francisco, Miguel, Manuel, Pedro, Jaime, David y Daniel; y la de las mujeres, Catalina, Antonia, Margarita, Francisca, María Carmen, Isabel, Laura, Marta y Ana María.

En cuanto a los apellidos, García es el más frecuente, con 21.112 personas con este apellido residiendo en las islas (18,4 de cada 1.000). García es también el apellido más común en España, con más de 1,4 millones de ‘garcías’ en el país (31,1 por cada 1.000 habitantes).

Los siguientes apellidos más comunes en Balears son Martínez, López, Sánchez, Rodríguez, Fernández, González, Pérez, Torres y Pons.


Comment

  1. … menos mal que han quedado ocultos por el paso del tiempo aquellos nombres tan FREAKIES que les ponían antiguamente a las pobres niñas, cuando por influencia de una secta destructiva como es la iglesia, las desgraciaban de por vida con Custodias, Purificaciones, Asunciones, Sagrarios, Inmaculadas, Auxiliadoras y demás ejemplos, palabrejas todas relacionadas con el manido ceremonial ultranacionalcatólico de aquellos tiempos oscuros… menos mal que las madres actuales son un poco más inteligentes, o menos dependientes del miedo a la secta…

Deja un comentario

Your email address will not be published.