Los increíbles animales marinos que visitaban nuestras costas – menorca al día
Skip to content

Los increíbles animales marinos que visitaban nuestras costas

La tortuga que desova en la playa de Punta Prima nos recuerda que en un pasado reciente hubo otros animales que nadaban en estas aguas

Fue el último gran vertebrado de nuestras costas
Fue el último gran vertebrado de nuestras costas
Un submarinista fotografió un ejemplar en aguas de Baleares en 2008

Pocos pueden decir que recuerden ver focas en la costa de Menorca. Pero existieron. Hasta su extinción en esta zona del planeta. La presión de la pesca y el avance de la presión humana han desplazado a las especies que se habían instalado en el paisaje de nuestras costas.

El caso de la foca monje se recordaba entre los viejos lobos de mar que aún recordaban o sabían de alguien, que había disparado contra algún ejemplar cuando le sorprendía al aprovecharse de la captura de peces en las redes de los pescadores. El último registro de un suceso así en las costas de Menorca se dieron a finales de los años 50 del siglo pasado entre Cavallería y la Illa dels Porros.

En los apuntes del Archiduque Luis Salvador ya hay referencias de estos animales en el Mediterráneo. El conocido como Vell Marí, un animal solitario según las crónicas, llevaba consigo todo tipo de creencias. Decían que uno de los bigotes de una de estas focas tenía la capacidad de salvar a un marinero de morir ahogado.

La competencia por la pesca pronto hizo al pescador enemigo del Vell Marí. Pronto se dijo que su piel tenía propiedades contra el aborto o el dolor de muelas y se empezó a buscar utilidad al despiece de cada ejemplar que era abatido con las armas de fuego o que moría enganchado en las redes. Con la piel de los ejemplares más jóvenes se fabricaban bolsas para guardar tabaco.

Hoy subsisten diversos ejemplares en Turquía, Grecia, Madeira y Mauritania. Los animales no forman colonias estables debido a la gran dispersión de estos, y la investigación que se lleva a cabo se basa solo en los esporádicos avistamientos de algún ejemplar. En la península del Cabo Blanco (Sáhara Occidental – Mauritania) subsiste la última gran colonia de focas monje, descubierta en 1945 por el naturalista español Eugenio Morales Agacino.

La colonia está cifrada en unos 200 ejemplares, de un total mundial estimado en unos 500 individuos (estimación del año 2006).


Deja un comentario

Your email address will not be published.