Ciutadella rehabilitará el castillo de Sant Nicolau para abrirlo al público – menorca al día
Skip to content

Ciutadella rehabilitará el castillo de Sant Nicolau para abrirlo al público

El consistorio pretende rehabilitarlo tras 30 años sin actuaciones para que pueda recibir visitas turísticas

Castillo de Sant Nicolau.
Castillo de Sant Nicolau.

Ciutadella ha iniciado las obras de restauración del castillo de Sant Nicolau, así como las de pavimentación, aceras, iluminación y ordenación de la zona verde de la urbanización de Son Xoriguer.

El consistorio ha actuado en el castillo después de 30 años desde la última rehabilitación y tras 12 años cerrado y sin uso. Los trabajos tienen un doble objetivo: parar el proceso de deterioro y abrir el monumento a las visitas turísticas.

Por otro lado, en Son Xoriguer se mejorarán las calles sa Península, sa Platja y Rosa des Vents, eliminando algunas barreras arquitectónicas, matorrales y sustituyendo parte de la iluminación pública por leds más eficientes.

Cambiar el pavimento, instalar nuevos juegos infantiles e iluminar la zona verde son otras de las actuaciones.

El precio de las adjudicaciones es de 66.252 euros para la restauración del castillo de Sant Nicolau y de 261.250 euros para el proyecto de Son Xoriguer, con un plazo de ejecución de las obras de 6 y 3 meses, respectivamente.


Comments (2)

  1. … me parece bien que se haga, es patrimonio de todos los ciutadellencs, y los menorquines merecemos estar orgullosos de él, no como hasta ahora, que sólo podíamos hacerle fotos desde el paseo… me parece un agravio comparativo que las municipalidades subvencionen continuamente labores de conservación del patrimonio de una secta extranjera como la católica, que mantiene así sus templos adecuados para ser visitado por turistas, captar fondos con ello y además hacer proselitismo de sus estrambóticos dogmas, haciéndonos pagar a todos nosotros con el dinero de los impuestos que deberían haber sido para adecuar nuestro Castell de sant Nicolau… a ver si es verdad, y de paso se replantean un criterio de gasto más civil y menos religioso, por mucho que lloriqueen el clero del obispado, siempre igual…

Deja un comentario

Your email address will not be published.