Llega a Menorca el “agro-pilates”, otra forma de combinar salud y paisaje – menorca al día
Skip to content

Llega a Menorca el “agro-pilates”, otra forma de combinar salud y paisaje

Helena Miquel da clases en varios escenarios naturales, con guía por una degustación de productos de agroturismos

Helena Miquel
Helena Miquel
Pilates desde el campo de Menorca

Cualquier cosa que hagas, si lo haces en el campo puede ser “agro”. La idea de llevar la tabla de ejercicios hasta un poblado talayótico, un agroturismo o un entorno privilegiado es, además, la excusa perfecta para conocer la producción de alimentos que muchas fincas tienen a disposición del público.

Así, Son Mercer de Baix o Hort de Sant Patrici ya aparecen en el escenario escogido para estas sesiones de pilates en el campo. Helena Miquel lleva muchos años dedicándose al deporte. Desde que llegó a Menorca decidió aprovechar el valor natural de sus paisajes para desarrollar la actividad deportiva en espacios abiertos.

La disciplina del pilates fue un invento de Josep Hubertus Pilates, quien a principios del siglo XX se esmeró en crear un sistema de entrenamiento que fuera tanto físico como mental. Hubertus ya conocía varias especialidades como la traumatología o el yoga. Decidió unir eso a la gimnasia.

La respiración se combinan con la fuerza o el control mental y la relajación. Este método trabaja los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad a la columna vertebral. Es habitual que aquellas personas que necesitan hacer rehabilitación se decanten por este método, pues obtienen muy buenos resultados. De la misma manera es muy adecuado para la prevención de dolencias o sobrecargas en la columna.
Katharine Hepburn y Lauren Bacall ya la practicaban cuando empezaban a despuntar como estrellas del celuloide. Hoy en día, también han admitido hacer pilates Uma Thurman, Liz Hurley, Courteney Cox Arquette, Jennifer Aniston, Sarah Jessica Parker, Madonna o Sharon Stone entre otros.

Helena Miquel aspira a que se consolide una oferta de salud muy vinculada a los entornos de singular belleza de la isla. Un yacimiento arqueológico en plena naturaleza puede ser un lugar ideal para iniciarse. Tras las sesiones hay visitas a los agroturismos participantes, donde además se pueden degustar los quesos o productos que elaboran. Una experiencia que atrae el interés de muchas personas y que puede tener también su atractivo de cara al turismo.

Y si no acompaña el tiempo, también hay alternativa prevista. Al final y al cabo, tan solo se necesita una esterilla, que es fácil de transportar. Hay seguidores que se conectan a través de Zoom para no perderse la clase aunque se queden en casa. Para las sesiones con visita a la finca se puede gestionar la reserva a través de la cuenta de instagram @bymiquel


Deja un comentario

Your email address will not be published.