El cambio climático hará más destructivas las rissagues de Ciutadella – menorca al día
Skip to content

El cambio climático hará más destructivas las rissagues de Ciutadella

No serán más frecuentes, pero sí inundarán más metros de tierra

Rissaga en el puerto de Ciutadella.
Rissaga en el puerto de Ciutadella.
En el futuro inundarán más, pero no más veces.

En una doble presentación, en el Cercle Artístic de Ciutadella y en la sede del Institut Menorquí d’Estudis, los dos doctores en ciencias físicas Agustí Jansà y Climent Ramis explican estos días (viernes y sábado) la evolución de 40 años de estudios en relación al fenómeno de las rissagues.
Las resacas (rissagues) son un fenómeno meteorológico que se produce por una serie de factores que confluyen en un mismo momento; bajas presiones atmosféricas, una determinada forma del fondo marino, corrientes y mareas, influyen en estos tsunamis. Son variaciones de la altura del mar en un corto espacio de tiempo que, en algunas ocasiones, ha supuesto graves consecuencias en el puerto antiguo de Ciutadella, como en junio de 2006.

El nivel del mar varía con más velocidad de la habitual y causa graves destrozos entre las embarcaciones amarradas, inunda las zonas de Es Pla y lleva la línea de mar tierra adentro.
Según explicaba Agustí Jansà, las boyas no son un sistema tan preciso como han demostrado serlo los modelos numéricos de predicción a base de la experiencia de años estudiando este fenómeno. Las predicciones no alcanzan la precisión exacta de lo que va a ocurrir y cuándo, pero se han mejorado de manera notable gracias a estos estudios en las últimas cuatro décadas.

Con los efectos del cambio climático hay evidencias de que hay una tendencia a que suba el nivel del mar. Eso afectará a las este fenómeno en el sentido de que aumentará la altura y distancia a la que llegará la inundación. Si la oscilación marina empieza desde un nivel del mar superior, aunque la subida del agua sea la misma que ahora, al empezar de más arriba generará mayores inundaciones en los locales del puerto de Ciutadella de no variarse la estructura de los muelles.

No obstante, el calentamiento global no tiene porqué influir en la cantidad de veces que se produce este fenómeno. La peculiar orografía del fondo marino ayuda a que las corrientes de agua deriven en estos tsunamis cuando se da la combinación de desplazamiento de masas de aire y agua. Por eso tiene sentido que el tráfico comercial saliera de esta zona de costa para ir al actual emplazamiento de Son Blanc.


Deja un comentario

Your email address will not be published.