“En verano ha habido náutica; los números en Menorca son francamente buenos” – menorca al día
Skip to content

“En verano ha habido náutica; los números en Menorca son francamente buenos”

Entrevista a Antoni Mercant, presidente de la Cambra de Comerç de Mallorca

Antoni Mercant, tras la entrevista (Foto: mallorcadiario.com)
Antoni Mercant, tras la entrevista (Foto: mallorcadiario.com)

Antoni Mercant preside la Cambra de Comerç de Mallorca, entidad impulsora -junto al Balearic Marine Cluster- de la Balearic Yacht Show, la primera feria náutica virtual celebrada en Balears. Una fórmula obligada debido a la crisis del coronavirus que ha servido, no obstante, para sentar las bases de próximos encuentros de este tipo. Hablamos con Mercant de lo que ha supuesto, la salud del sector, previsiones de recuperación y la vacuna.

 

¿Cuál es el balance que hacen de la Balearic Yacht Show?

Muy positivo. Estamos muy satisfechos porque ha tenido una gran acogida tanto entre empresas -se han inscrito unas 150- como entre particulares -unas 1.200 personas- y medios de comunicación.

Es la primera vez que se celebra una feria cien por cien online en Balears. ¿Cree que lo virtual ha llegado para quedarse?

Es una primera experiencia y hay que hacer un estudio de clima para ver cómo reacciona el sector y el feedback que han tenido las empresas con los clientes, pero en líneas generales sí creo que ha llegado para quedarse, al menos mediante un modelo híbrido: presencial y virtual. Esto no es la feria de la tapa o la feria gastronómica en la que la presencialidad es obligatoria: encuentros como el Balearic Yacht Show permiten este formato.

¿Cuáles son las ventajas del modelo virtual?

Por ejemplo, la participación de expositores pequeños o lejanos que de otro modo, no podrían estar, debido principalmente a los costes. A lo mejor, un estand de presentación de la vuelta a Mallorca en Llaüt del siglo XIX con tres profesores universitarios se pueden permitir estar y hacer una presentación de un libro, que en un evento físico sería inviable. Además, este formato te permite desarrollar muchísimas actividades y talleres al mismo tiempo y que permanezcan en el tiempo.

Es decir, este modelo amplía las posibilidades.

Las amplía, facilita y economiza, por lo que la feria puede ser todo lo grande que quieras. Estoy convencido de que cuando volvamos a la normalidad, las ferias combinarán la presencialidad con el online y ello le dará mayor valor añadido, especialmente a las relacionadas con la economía azul. Piense que ciertas instituciones científicas como el Socib, u organizaciones relacionadas con la sostenibilidad como SaveTheMed les resulta mucho más fácil operar así y archivos digitales.

Una vez finalizada, el objetivo es que todo el trabajo no caiga en saco roto y puedan agregarse los contenidos a una plataforma digital –una especie de vitrina virtual de la náutica- que se alimente durante los 365 días del año y que permita repasar el contenido a posteriori.

Durante la feria, el presidente del Superyacht GroupMartin Redmayne, ha destacado el potencial del segmento de los superyates y asegura que puede crecer el año que viene.

Uno de los aspectos más importantes en los que creemos firmemente es que Balears es un destino turístico náutico único. Vivimos en unas islas privilegiadas con un entorno marítimo y unas costas idílicas. Las cifras de visitantes siempre lo han avalado. En cuanto a los grandes yates, es evidente que si a los pequeños y medianos les gusta venir a Balears, a los grandes por supuesto que también.

Es cierto que los grandes barcos están concebidos bajo otro prisma: el que lo disfruta no es el armador, cuentan con un diseño único que permite rentabilizarlo mediante el chárter y la profesionalización a bordo se da por descontado.

¿La temporada en Balears ha sido un fiasco pero cómo se ha comportado el sector náutico?

Digamos que la náutica en la era Covid ha sido el lugar idóneo para aislarse, de ahí que los números hayan sido relativamente buenos con casos como los de Formentera y Menorca que han sido francamente buenos. Hace seis meses no se daba un duro por esto y sin embargo, podemos decir que este verano sí ha habido náutica.

En ciertos ámbitos, eso sí, se ha notado un descenso. Es el caso de las reparaciones. Las embarcaciones, al no haber estado trabajando al mismo nivel y durante el mismo tiempo que otros años, no han requerido de tantos servicios de este tipo. No obstante, estamos convencidos de que todo volverá a la normalidad y a la senda del crecimiento.

¿Creen que la náutica será uno de los sectores que mejor saldrán parados de la agenda de recuperación y fondos europeos?

Es indudable que todos los sectores aspiran a ellos, ya se verá cómo llegan. Desde luego, la náutica cumple perfectamente todos los requisitos de los Fondos Next Generation EU ya que es una industria estrechamente ligada a la digitalización y con cambios enfocados a la sostenibilidad. Los avances para preservar el medio marino han sido destacables.

Siempre digo que la náutica es la correa de transmisión de un motor reactor que estira de la economía en Balears y que significa turismo de calidad, aquello que siempre hemos reclamado hasta que estalló la pandemia: mayor calidad, menor volumen. Este es uno de los modelos de valor por los que hay que luchar.

¿Cuenta con suficiente formación?

Una de las carencias que hemos identificado del sector es la falta de formación específica en reparación, pinturas especiales, electrónica, equipamientos, soldadura o estudios técnicos que orbitan entorno a la náutica. Esto es absolutamente imprescindible ya que son trabajos que no se pueden cubrir con trabajadores de aquí sencillamente porque no hay: debemos importarlos. Eso es una oportunidad perdida que hay que revertir.

Desde la Cambra de Comerç apostamos decididamente por la Formación Dual y en la Balearic Yacht Show hemos contado con una ponencia importante del director general de Formación Profesional, Antoni Baos, y nuestro vicepresidente Josep Lluís Aguiló que dirige el departamento de formación con Cristina Julià y su equipo.

Con una visión más global de la economía balear, ¿qué previsiones de recuperación maneja?

Nosotros nos nutrimos de las apreciaciones que nos hace llegar la Cámara de Comercio de España y según esta, la situación preCovid no llegará hasta 2023-2024. Hay que tener en cuenta que son previsiones para todo el país y que Balears es la más afectada y la que tiene otro ritmo. Quizás aquí cuando llegue la recuperación, llegue con más fuerza que a otros territorios.

En cualquier caso, La situación actual no es fácil y este año no lo queremos perder porque ya hemos perdido uno. Veníamos de siete meses de estacionamiento de invierno y el verano no ha salido como se esperaba. Pasar otros nueve meses más así, con el turismo totalmente parado puede ser dramático. Por ello hay que remar todos juntos en la misma dirección y trabajar en proyectos como este.

¿Cómo recibe las noticias de las vacunas?

Con esperanza, es una inyección de moral que necesitamos porque queremos llegar a tener temporada este año. Es cierto que somos cautelosos porque venimos de una temporada muy frustrante pero estoy que el mundo entero trabaja para solventar este problema mundial, soy optimista.

¿Pero confía en una vacuna efectiva antes de la próxima temporada?

Creo que llegará el año que viene y espero que para estas mismas fechas, estemos manteniendo esta conversación con un tono diferente.


Deja un comentario

Your email address will not be published.