Algas tropicales y especies invasoras: los peligros que acechan la costa de Menorca – menorca al día
Skip to content

Algas tropicales y especies invasoras: los peligros que acechan la costa de Menorca

Se suman a factores como la presión humana o la contaminación de los fondos marinos por la presencia de sustancias tóxicas

Halimeda incrassata es un alga calcárea tropical
Halimeda incrassata es un alga calcárea tropical
Muchas especies colonizan los hábitats submarinos de nuestras costas

Los científicos que estudian la evolución de la flora y fauna del Mediterráneo están detectando especies exóticas e invasoras que están ocupando su espacio en el hábitat de nuestras costas. Según el Catálogo que recoge estas especies, la mayoría son algas macrófitas de las que se han detectado algunas poblaciones, aunque se debería hacer una prospección más intensiva para conocer el alcance real.

La esponja Paraleucilla Magna tiene una composición calcárea y mide entre uno y diez centímetros. Es la única esponja invasora del Mar Mediterráneo y se ha localizado en el puerto de Maó, además de otros puntos de Balears. Los estudios sobre esta esponja apenas arrojan ahora sus primeros resultados; se sabe que ejerce una mala influencia sobre ciertas algas y se desconoce su presencia en el resto del litoral de la isla.

El alga invasora Halimeda incrassata, al igual que lo hicieran antes las de la familia Caulerpa, está aprovechando el aumento de la temperatura media del Mediterráneo para echar raíces en nuestras aguas.

En suma, en el conjunto de Balears y como indica el Informe del Mar Balear presentado recientemente por la Fundación Marilles, se han localizado 76 especies invasoras de las que 25 son algas macrófitas, 15 de ellas se han introducido en ambientes portuarios por las aguas de lastre y cascos de barcos en los que permanecen incrustados. A continuación se han detectado 8 especies de peces, 7 de crustáceos decápodos, 5 de moluscos y ascidias. El resto, como esponjas, se presentan en un número bajo de especies.

Los gráficos de la evolución de la presencia de especies invasoras o exóticas crece de manera destacada en la línea temporal en todo el litoral. En Menorca, por ejemplo, destaca el alga invasora que se asienta en la planta posidonia.

Dentro de los factores que suponen un agravio al ecosistema marino, más allá de fauna o flora exótica, también merece un capítulo a parte la presencia de sedimentos contaminantes. El puerto de Maó, detrás del de Sóller en Mallorca, es el que apunta los registros más elevados de metales pesados como cadmio, níquel, mercurio o plomo.


Deja un comentario

Your email address will not be published.