Jardines en verano: soluciones fáciles y que no te darán trabajo – menorca al día
Skip to content

Jardines en verano: soluciones fáciles y que no te darán trabajo

Escoger bien el diseño y las especies es vital para que no se convierta en un continuo mantenimiento

Un jardín para amarlo
Un jardín para amarlo
Hay varias fórmulas que resultan ser una gran ayuda

Tener un jardín bonito en verano es posible sin necesidad de que se convierta en un suplicio. Tener muchas plantas y no escoger las adecuadas puede suponer que gastes mucha agua, tiempo y recursos. Y no es necesario ser esclavo del jardín. En verano podemos tener un espacio precioso en Menorca sin que por eso no quite el sueño.

Uno de los consejos fundamentales es tener un diseño adecuado del espacio y de las posibilidades. Hay muchos jardines que se encuentran relativamente cerca del mar y donde sus propietarios luchan sin cuartel por hacer crecer plantas o árboles que no soportan bien la salobre. O jardines que no tienen un suelo profundo y que no permiten que se desarrollen especies que necesitan un arraigo importante. Otro factor muy importante es el de la situación; tanto por lo que hace referencia a la insolación como a si hay o no abrigo de los principales vientos.

Todos estos factores tendrán que tenerse en cuenta antes de empezar a diseñar qué queremos.

Aunque tener césped es algo que resulta muy bonito visualmente en un jardín, hay que conocer todas las opciones. El césped artificial está ganando amigos muy rápidamente porque supone un ahorro considerable de los costes de mantenimiento; no necesita agua, no necesita recortarse, ni abonos, ni tratamientos contra plagas, casi ni tiempo de mantenimiento. Pero es imprescindible escoger bien el gramaje que quede mejor, que nos lo instalen con el drenaje adecuado, que lo rastrillemos cada cierto tiempo para evitar que se cubra de hojas y para que tenga un aspecto natural.

Otro elemento cada vez más utilizado en los jardines es el de la amplia familia de plantas crasas, tipo cactus, que tienen poca necesidad de agua o mantenimiento y que, bien combinadas, ofrecen un aspecto de jardín mediterráneo bien bonito. Algunas especies ofrecen también flores. Si sumamos otras plantas que en jardinería son fuertes y resistentes como la adelfa tendremos una combinación ganadora.

En las jardineras o rocallas se estila el uso de complementos que rellenan los espacios de los alcorques o zonas de riego, es decir, la tierra que circunda las propias plantas. Estas zonas se llenan de astillas o piedras creando un doble efecto; por un lado generan protección al desarrollo de la planta y por otro retrasan o impiden el crecimiento de malas hierbas. Esto reduce considerablemente el tiempo que tenemos que dedicar a repasar el jardín para que luzca bonito.


Deja un comentario

Your email address will not be published.