El 70% de la población de las islas ya ha recibido la primera dosis de la vacuna – menorca al día
Skip to content

El 70% de la población de las islas ya ha recibido la primera dosis de la vacuna

En Menorca, se han administrado 109.613, con 52.901 personas que ya tienen la pauta completa

Se les citará a través de Infovacuna o pueden pedir cita en su Centro de Salud (Foto: Cris Ruiz)
Se les citará a través de Infovacuna o pueden pedir cita en su Centro de Salud (Foto: Cris Ruiz)

Cien por cien de vacunación, tanto en primera como en segunda dosis o pauta completa, en la población más longeva; un 96,3 por ciento de finalización del proceso de protección en el segundo tramo de edad (70-79 años); y rozando el 80 por ciento la inoculación total entre el sector demográfico de 60-69 años. La campaña de vacunación contra la Covid en las islas está cumpliendo las expectativas previstas, con un total de 725.043 ciudadanos (el 70,1 por ciento de la población) a los que ya se ha inyectado, al menos, en una ocasión alguna de las vacunas contra el coronavirus autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Según los datos aportados por la Conselleria de Salut i Consum, actualizados este lunes 26 de julio, el 58,5 por ciento de habitantes de las islas ya cuentan con la pauta completa de vacunación, sumando un total de 606.283 perceptores. En números globales, los centros de vacunación del archipiélago han administrado, desde el inicio de la campaña de protección, el 27 de diciembre de 2020, la cantidad de 1.260.378 dosis de la vacuna.

En el balance por islas, en Menorca, se han administrado 109.613 dosis, que han servido para aplicar una primera dosis a 61.605 residentes y para completar la pauta de vacunación de 52.901 habitantes.

En Ibiza, se han suministrado 153.986 dosis, con 87.937 personas habiendo recibido una dosis y 75.227 inmunizadas; en Mallorca se han efectuado 986.294 inoculaciones, habiendo completado el proceso (con las dos administraciones, o tan solo una en el caso del suero de Janssen) 473.016 ciudadanos, mientras que a otros 569.147 se les ha inyectado tan solo en una ocasión.; y, finalmente, en Formentera se han aplicado 9.865 vacunas, de tal manera que 5.966 personas han sido inoculadas una vez y 4.851 en dos ocasiones o con la pauta completa.

DIFERENCIAS POR TRAMOS DE EDAD

Así está el proceso de vacunación contra el coronavirus en Baleares, a nivel general. Otra cuestión es la evolución de estas cifras en cuanto a tramos de edades, que presenta, necesariamente, numerosas diferencias que van desde el cien por cien de protección (tanto en primera como segunda dosis) obtenido en el contingente demográfico mayor de 80 años, al exiguo 0,1 por ciento del sector más joven de todos los que se están inoculando actualmente: el que va de los 12 a los 15 años.

De hecho, todos los tramos de edad situados por encima de los 40 años superan los promedios generales de vacunación en una y dos dosis, establecido ahora mismo, en función de la actualización más reciente, en el 70,1 y el 58,5 por ciento, respectivamente.

Así ocurre, por supuesto, en la población que supera la barrera de los 80 años (100 por cien en ambas variables); los residentes entre 70 y 79 años, que rozan la inmunización global, con un 96,9 por ciento de primeras dosis suministradas y un índice de pauta completa muy similar (96,3 por ciento); los perceptores entre 60 y 69 años, con un porcentaje de inoculaciones iniciales de casi el 90 por ciento (89,9 por ciento, concretamente) y del 79,9 por ciento en pauta completa; el tramo de 50 a 59 años, que presenta un registro del 85,2 por ciento en primeras inoculaciones y del 83,5 en el balance global; y, finalmente, el abanico de 40 a 49 años, donde la administración de las primeras dosis supera el 73 por ciento (73,3 por ciento) y la pauta completa está a punto de superar ya el 70 por ciento (69,5 por ciento).

POBLACIÓN JOVEN

El resto de tramos se hallan por debajo del promedio general, y, además, presentan diferencias significativas en cuanto a las vacunaciones de primera y segunda dosis. De esta manera, en el sector demográfico de 30 a 39 años, más del 55 por ciento de perceptores (55,2 por ciento) ya han sido inyectados por primera vez, pero, en cambio, las inmunizaciones se sitúan claramente por detrás, en concreto el 37,9 por ciento.

Mucho más apreciable se hace este margen de distanciamiento a media que se va retrocediendo en la pirámide demográfica. Así, un 51,2 por ciento de jóvenes entre 20 y 29 años ya han recibido la primera dosis, pero tan solo el 19,9 cuentan con pauta completa de vacunación.

Por su parte, los adolescentes a partir de 16 años, y hasta los 19, han recibido la inoculación inicial en el 53,5 por ciento de perceptores potenciales, mientras que apenas un 14,1 por ciento han puesto punto y final al proceso de protección vacunal frente a la Covid 19.

Y, en último término, los menores de 12 a 15 años, que constituyen el último grupo de edad que se ha incorporado en el proceso de vacunación, han recibido la primera inoculación en un 3,8 por ciento de los candidatos, y únicamente un todavía pírrico 0,1 por ciento ha completado la pauta.

CONCLUSIONES

De la lectura y el análisis de este balance se extraen varias conclusiones a tener en cuenta. La primera de ellas es que el objetivo de alcanzar el 70 por ciento de inmunización a la finalización del periodo estival (previsión lanzada el pasado mes de marzo por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez) es ya una realidad en la población mayor de 40 años, pero constituye todavía una marca lejana en el caso de los sectores demográficos más jóvenes.

Una segunda lectura es que los residentes con edades por encima de los 70 años se hallan inmunizados casi en su totalidad: no en vano, el porcentaje es del 100 por cien a partir de los 80 años y de un más que apreciable 96,3 por ciento en el siguiente grupo de edad (70-79 años).

Finalmente, es importante resaltar el bajo índice de rechazo que está obteniendo el proceso de vacunación contra la Covid en Balears, a pesar de las noticias que, continuamente, saltan a la palestra informativa en cuanto a posibles efectos secundarios que, aún siendo residuales, acostumbran a condicionar el punto de vista de la ciudadanía y las decisiones de las administraciones públicas y los responsables sanitarios.

A las alarmas suscitadas por reacciones contraproducentes de los fármacos, hay que unir también las acciones de protesta de los denominados movimientos negacionistas, que, precisamente al amparo de las dudas obtenidas por las consecuencias de la administración de determinadas vacunas, no dejan de cuestionar la validez y la efectividad de las campañas de protección.

En concreto, en el caso concreto de las islas, tan solo 8.125 personas que han sido citadas expresamente para que se sometieran a la correspondiente inoculación de las dosis han manifestado su rechazo a que se les inyectaran las dosis.


Deja un comentario

Your email address will not be published.