El payés del futuro ya está aquí – menorca al día
Skip to content

El payés del futuro ya está aquí

La tecnología en el ámbito agrario no es ciencia ficción y ya da sus frutos

Máquinas autómatas para trabajar el campo
Máquinas autómatas para trabajar el campo
Foto: Pixabay

Cuando en los sectores agrarios caen los márgenes de beneficio y ya no es válido confiar en el respaldo de los fondos que llegan de las administraciones para salvar el campo, hay que encontrar soluciones. Y estas soluciones están.

Cuando las máquinas (robots) van ejecutando la mayor cantidad de acciones repetitivas, hay una gran cantidad de trabajo que se simplifica, sobre todo teniendo en cuenta la dimensión del espacio en el que se trabaja. Aunque la primera idea es que esta solución solo es válida para agricultura industrial de gran escala, hay cada vez mayor cantidad de automatismos que se pueden aplicar para incrementar valor del producto en pequeñas explotaciones. Los tractores autónomos se van a desarrollar mucho con la llegada de la tecnología 5G, permitiendo que sean las máquinas que preparen el terreno para la siembra, que planten o que recojan con un alto grado de exactitud.

En estos nuevos tiempos agrícolas también hay sitio para el denominado Big data. Se puede obtener unos resultados más que útiles en comparación con ciertos sectores más dependientes del factor social. Saber de la incidencia de factores meteorológicos, de presencia de plagas o de demanda de un determinado producto son algunos ejemplos que pueden guiar con precisión las decisiones del mundo agrario o ganadero. El mundo de los seguros agrarios también lo tienen presente.

La biotecnología permite soñar con alimentos de la huerta que requieran de menos agua, lo que nos llevaría a cambiar los hábitos de riego disminuyendo la cantidad de agua utilizada.
Llevar la comercialización de cualquier producto a internet es casi el primer paso que cualquier empresa puede pensar en llevar a cabo en un proceso de transformación digital.
Cuando el campo tiene que producir para dar alimento a la población y está claro que el reto es hacerlo de manera sostenible, la tecnología debe estar al lado del agricultor y del ganadero, para que se optimicen los recursos, se obtenga la mayor eficiencia posible y que permita el margen económico necesario para que estas profesiones no dependan de ayudas externas.


Deja un comentario

Your email address will not be published.