Restauran la Torre de Rambla para un uso museístico exterior – menorca al día
Skip to content

Restauran la Torre de Rambla para un uso museístico exterior

Es un Bien de Interés Cultural en la Albufera des Grau

Torre de Rambla
Torre de Rambla

La Torre de Rambla, una torre de defensa costera construida entre 1799 y 1802 en el último periodo británico, se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC) de titularidad pública, que pertenece a la Demarcación de Costas, y está situada dentro del Parque Natural de la Albufera des Grau. Constituye un hito paisajístico importante en una de las zonas más emblemáticas de la isla.

Este mes se han iniciado los trabajos que permitirán detener el proceso de degradación, consolidar los elementos estructurales y que se vea tal y como ha llegado a nosotros actualmente, a fin de evitar que se pierdan irremediablemente algunos elementos constructivos. Así se garantizarán las condiciones de seguridad y estabilidad necesarias para un uso museístico exterior y de valor paisajístico.

Se reparará el exterior de la torre, donde ya se han caído varios elementos, se recuperarán todas las piedras posibles a fin de recolocarlas en el edificio, mientras que el resto de espacios entre piedras se consolidará con un mortero. Se trabajará de manera casi artesanal, pero con la garantía de paralizar los procesos de degradación y de mejorar la resistencia de la piel de la torre.

Se hará un seguimiento de arqueología vertical y de las actuaciones sobre el suelo, sobre todo en la limpieza de la cisterna, que se llevará a cabo con procedimientos manuales. El mismo procedimiento se utilizará en el resto de pavimentos. También se elaborará la documentación 3D de todo el proceso y se contará también con el asesoramiento de una restauradora. Se trata de una obra de muy bajo impacto ambiental y totalmente compatible con la clasificación del terreno donde se ubica, sin que provoque ninguna interferencia en los procesos biológicos de la zona, y las medidas que propone el mismo proyecto serán suficientes para evitar cualquier impacto.

El director de la obra es el arquitecto Miguel Ángel Apesteguía, mientras que Joan Camps es el arquitecto técnico director de ejecución de la obra y coordinador de seguridad y salud. El arqueólogo encargado del seguimiento arqueológico es Bruno Parés y la restauradora Silvia Soler.

Estas semanas de setiembre se trabaja en las tareas de desescombro y acopio de material.

Del mismo modo que la Torre de Sanitja, cuya rehabilitación concluyó hace pocos meses, la Torre de Rambla se incluye a las denominadas “Torres Martello”.

El plazo de ejecución previsto es de nueve meses. Este proyecto es financiado por el Impuesto de Turismo Sostenible del Gobierno de las Islas Baleares.


Deja un comentario

Your email address will not be published.