Plan piloto en Maó para evitar el consumo de drogas entre estudiantes de secundaria – menorca al día
Skip to content

Plan piloto en Maó para evitar el consumo de drogas entre estudiantes de secundaria

Se asesorará a la familia del menor quien podrá realizar un test de orina para detectar estupefacientes

Presentación del plan piloto.
Presentación del plan piloto.
Ante la sospecha del consumo de drogas por parte de un alumno se facilitará a sus padres que le puedan realizar un test de orina para detectar estupefacientes. (Foto: AJUNTAMENT DE MAÓ)

Este martes, el Ajuntament de Maó ha presentado el proyecto piloto -Plan de acción municipal ante la sospecha de consumo de sustancias estupefacientes en centros de educación secundaria-, en el que participan: IES Pasqual Calbó y Caldés, IES Joan Ramis y Ramis y IES Cap de Llevant. Así, Maó será la primera ciudad de las Illes Balears en aplicar este plan de acción piloto.

Hasta ahora, el protocolo de detección de drogas en los centros de educación secundaria necesitaba una requisa de sustancias estupefacientes para poder activar cualquier procedimiento. Ahora, este proyecto piloto plantea un plan de acción para aquellos casos donde existe una sospecha clara de un consumo de drogas por parte de un alumno, pero no se logra incautar ninguna sustancia.

El nuevo plan de acción municipal consta de tres fases:

1.- Ante la sospecha del consumo de drogas de un alumno menor de edad, el centro educativo, en coordinación con la policía tutor, podrá citar a los padres y madres o los responsables legales de este, para notificarles que se ha detectado un posible consumo de sustancias estupefacientes.

2.- El segundo lugar, y como herramienta voluntaria, se ofrecerá a los padres y madres del alumno la posibilidad de disponer de un test de orina para la detección de drogas, en caso de que decidan hacer uso . La adquisición de estas tests corre a cargo del Ajuntament de Maó.

3.- Finalmente, tanto si los responsables optan o no por utilizar este test con su hijo o hija, la policía y el centro ofrecerán un asesoramiento y un acompañamiento a la familia del alumno, poniendo a su disposición todos los recursos existentes para tratar este problema.

Este proyecto está coordinado por la policía tutor de Maó, Maribel Portella, que ha explicado que el objetivo de esta iniciativa es ayudar a las familias a detectar estas situaciones de consumo, para poder actuar en aquellos casos donde no hay suficientes indicadores,

Rafael Cuevas, coordinador de los policías tutores de las Illes Balears ha afirmado que “nos gustaría, si el procedimiento funciona, que este modelo se pueda exportar al resto de municipios”


Comment

  1. … y el consumo de proselitismo religioso? en las aulas pueden caer en esa aberración también… hay acaso algún tipo de test para detectarlo y prevenirlo?… hay que proteger a nuestros jóvenes también de la apologética de las confesiones religiosas, son muy perniciosas…

Deja un comentario

Your email address will not be published.