Skip to content

“Para fidelizar a los médicos es necesario mejorar sus condiciones a nivel laboral”

Entrevista a Carles Recasens, nuevo presidente del Colegio de Médicos de Baleares

"Tenemos unas infraestructuras a nivel hospitalario y ambulatorio excelentes".
"Tenemos unas infraestructuras a nivel hospitalario y ambulatorio excelentes".

El doctor Carles Recasens (Girona, 1978) acaba de ser elegido nuevo presidente del Colegio de Médicos de Baleares, en sustitución del doctor José Manuel Valverde. Psiquiatra de profesión, trabaja en el Hospital Comarcal de Inca y asimismo cuenta con una consulta privada en dicha localidad y también en Palma. Además, es el coordinador del Programa de Soporte Emocional a médicos que padecen una afectación psicológica relacionada con la pandemia del coronavirus, que es una iniciativa puesta en marcha por el Colegio de Médicos de Baleares y que seguirá en funcionamiento también bajo su dirección.

 

¿Qué destacaría de su candidatura?

Destacaría que supone una nueva etapa, caracterizada sobre todo por la juventud, la energía y la ilusión, y también recalcaría el hecho de que es una candidatura paritaria. Creemos firmemente que representamos fielmente la diversidad del colectivo médico de las Islas Baleares.

¿Cuáles son los objetivos esenciales de su mandato recién iniciado?

Los principales objetivos son estar al lado de los médicos, para cubrir las necesidades que tengan; velar por el adecuado ejercicio de la profesión médica y ejercer una función de portavoz sanitario a nivel social.

¿Cuáles serían las primeras actuaciones previstas?

Por una parte, queremos que los médicos de las Pitiusas tengan ya por fin una sede digna en Ibiza. Además, seguiremos apostando por la formación continuada presencial y virtual, y por la digitalización-virtualización de nuestro espacio colegial.

La fatiga pandémica desaparecerá en la medida en que todos podamos volver a tener una sensación de control

¿Qué habría que hacer para fidelizar a los médicos procedentes de la Península?

Desde el Colegio de Médicos de Baleares, entendemos que la forma de fidelizar y de atraer talento es a través de una mejora de las condiciones a nivel laboral. Eso quiere decir estabilidad contractual, sueldo digno y que cada uno pueda desarrollar su proyecto o sus inquietudes vinculadas a su propia especialidad.

Ah, de acuerdo…

Tenemos unas infraestructuras a nivel hospitalario y ambulatorio excelentes. El problema no radica aquí. Además, Mallorca es un paraíso, con un entorno geográfico, social, cultural e histórico de primer nivel.

¿Hacen falta más medios para la sanidad pública?

Los recursos tanto humanos como económicos o estructurales son siempre finitos. Esto es así. No es posible que el médico se desdoble y pueda llegar a todo. Ahora bien, si la Administración autonómica pone más recursos, la situación mejorará, revirtiendo directamente en una mejora en la salud de la población balear. La cuestión es hasta qué punto la Administración está dispuesta a invertir en salud. En nuestro caso, si nos comparamos con otras comunidades autónomas o con otros países de la Unión Europea, uno se da cuenta de que en Baleares no estamos en las primeras posiciones en inversión en salud.

A causa de la pandemia, ¿los médicos han sufrido más cuadros de ansiedad o de depresión que otros colectivos?

Efectivamente. Todos los estudios reflejan que el grado de afectación de los problemas de salud mental en el personal sanitario respecto a la población general está siendo muy superior, tanto en número como en gravedad.

De mi equipo destacaría la juventud, la energía y la ilusión, así como el hecho de ser una candidatura paritaria

¿A qué lo atribuye?

Yo diría que los factores principales que han influido han sido el sobreesfuerzo, el agotamiento, la incertidumbre, la sobreexposición y el hecho de revivir situaciones muy parecidas a lo largo de dos años, con sucesivas olas pandémicas, sin ser capaces de ver el final a esa situación.

Entiendo, sí…
Una de las características que nos definen a los médicos es el afán de ayudar a los demás. Y lo que la pandemia ha puesto de manifiesto ha sido que sobre todo durante las fases iniciales no podíamos cumplir con ese anhelo. Nos faltaba un mayor conocimiento científico sobre el Covid, que, una vez logrado, ahora nos ha permitido establecer una serie de rutas, guías y protocolos.

¿Cuánto tiempo durará aún la denominada fatiga pandémica?

La fatiga pandémica como tal no es una enfermedad, sino un estado psicológico, emocional y físico específico, que desaparecerá en la medida en que todos podamos volver a tener esa sensación de control y de “normalidad”.

¿Es posible evitar el sufrimiento?

El sufrimiento, las dolencias, el malestar o el miedo existen desde hace miles de años, no son algo novedoso. Por suerte, en el siglo actual tenemos herramientas para paliar ese sufrimiento y, sobre todo, para acompañar a las personas que sufren. Y ese es el abordaje que hay que hacer de las dolencias relacionadas con la salud mental, paliar y acompañar.

En Baleares estamos en la vanguardia en el abordaje de la grave problemática del suicidio

¿Qué situaciones están siendo las mayoritarias actualmente?

Las situaciones que más han trascendido en estos últimos meses y que todos estamos aprendiendo a abordar son las que tienen que ver con el suicidio y con las tentativas de suicidio, en especial en adolescentes.

¿Cuáles serían las causas de ese aumento de tentativas de suicidio y de suicidios consumados?

Los factores que tradicionalmente influyen en los suicidios son sociales, económicos, familiares o de salud, entre muchos otros. Lo que ahora ha cambiado, y de una forma muy significativa, es el hecho de que se ha puesto luz sobre esa situación, que no debe ser tratada sólo como un problema a nivel sanitario, sino también a nivel social o del sistema educativo. En nuestra comunidad autónoma tenemos la suerte de que estamos en la vanguardia en el abordaje de esta grave problemática, gracias al Observatori del Suïcidi de les Illes Balears.

En general, la relación entre médicos y pacientes parece ser la adecuada…

Este diálogo, esta relación bidireccional, existe, y es uno de los rasgos característicos de la profesión médica. Los médicos tenemos un deber no sólo con el paciente o su familia, sino también con la sociedad en general, por la profesión que ejercemos y por lo que representamos a nivel social.

*Una entrevista de Josep Maria Aguiló.


Deja un comentario

Your email address will not be published.


[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]