Skip to content

Menorca fue la isla más estable durante la pandemia

Así lo indica el informe '4 islas' elaborado por organismos de análisis de Menorca, Ibiza, Fuerteventura y Lanzarote

Menorca, isla estable en momentos de crisis
Menorca, isla estable en momentos de crisis

Menorca ha sido la isla más estable en el período de la crisis de la pandemia, en 2019 y 2020, e Ibiza la menos, según el informe “4 islas” elaborado por organismos de análisis de Menorca, Ibiza, Fuerteventura y Lanzarote, comparando 70 indicadores de estos territorios.

Al comparar las cuatro islas y su balance entre 2019 y 2020, cuando irrumpió la pandemia, los mayores desajustes les sufren las dos islas más pobladas, Ibiza y Lanzarote, con más camas turísticas y mayor afluencia de visitantes a lo largo del año, según concluye el informe fruto de la colaboración del Observatorio Medioambiental de Menorca (OBSAM) y la Agencia Reserva de la Biosfera OBSAM, el Centro de Datos del Cabildo de Lanzarote, la Oficina de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura y la Fundación Eivissa & Formentera Preservation.

La radiografía que muestra el informe indica que en momentos de crisis Menorca es una de las islas más estables, ha destacado este lunes el Consell de Menorca en un comunicado.

El documento compara más de setenta indicadores relacionados con la sostenibilidad y recoge comentarios descriptivos que permiten comparar la evolución en cada una de estas islas durante la pandemia, en lo referente al ámbito social, económico y ambiental.

Las comparativas se centran en la situación precovid 2019 y en plena pandemia de 2020, así como entre la crisis de la covid y la financiera de 2008-2012.

“Si bien es difícil extraer ninguna conclusión en positivo del 2020, dada la crisis sanitaria, económica y social sufrida a nivel mundial, de los datos recogidos en el informe también se pueden aprender algunas lecciones: los aspectos de los modelos económico y social más débiles, y los ambientales más fuertes o vulnerables”, recoge el informe.

Entre 2019 y 2020, cuando irrumpe la pandemia, los mayores desajustes les sufren las dos islas más pobladas, Ibiza y Lanzarote, con más camas turísticas y mayor afluencia de visitantes a lo largo del año.

Otra de las conclusiones es que, Menorca es “una de las islas más estables”, y añaden: “es la isla que menos se ha resentido en los indicadores económicos y el consumo de recursos como medida de la actividad económica”.

Las islas menos pobladas, Menorca y Fuerteventura, presentan una variación interanual “más suave” respecto al resto de islas y los valores se mantienen más constantes.

Lanzarote e Ibiza presentan los mayores desajustes en trece y quince de estos indicadores, y son los que tienen que ver con la población, la economía, la movilidad y los vectores ambientales, que se retroalimentan unos de otros.

Fuerteventura y Menorca presentan los cambios menos pronunciados en dieciséis y catorce de estos indicadores cada una. Ibiza es la más afectada en las estadísticas turísticas, mientras que Menorca aparece como una de las menos afectadas por la caída del turismo. En cambio, Menorca lidera el descenso de la estancia media y el gasto por turista y día.

“La estacionalidad, que es la característica que diferencia a las dos islas de Baleares respecto a Canarias, puede haber jugado en este caso un papel determinante”, apunta el estudio.

Las cuatro entidades están recopilando los datos para conocer la evolución de 2021, con el objetivo de analizar la recuperación económica. EFE


Deja un comentario

Your email address will not be published.