Skip to content

EL COPIB reclama dar prioridad a proteger la salud mental infantojuvenil

Entre un 10 y un 20% de los jóvenes tienen un problema relacionado con la salud mental

Salud Mental (Imagen de Tumisu en Pixabay)
Salud Mental (Imagen de Tumisu en Pixabay)

El Col·legi Oficial de Psicologia de les Illes Balears (COPIB) aboga por proteger la salud mental infantojuvenil como estrategia prioritaria para garantizar una buena salud emocional de las personas a lo largo de toda la vida.

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, la entidad ha hecho un llamamiento por medio de un comunicado, no sólo a las instituciones, sino “a toda la ciudadanía, para que concedan el valor que tiene a la salud mental en el desarrollo de los menores”.

Señalan la necesidad de romper estigmas y favorecer una mejor comprensión de la salud mental; mejorar la inversión en prevención y tratamientos que cuiden en positivo la salud metal desde la infancia, y de desarrollar programas que impulsen factores de protección  a nivel global para disminuir el impacto de trastornos mentales en las edades más jóvenes.

En paralelo a la campaña de la Confederación Salud Mental España “Dale like a la salud mental. Por el derecho a crecer en bienestar”, el COPIB pone el foco este año en la infancia y la juventud, dos grupos de población cuya salud mental estaba muy afectada antes de la covid-19 y que tras la pandemia han visto agravada su situación, como advierte Unicef.

Un informe de Unicef muestra la “situación crítica” de los jóvenes: entre un 10 y un 20 % tiene un problema relacionado con la salud mental; el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de entre 15 y 19 años; y 1 de cada 5 jóvenes de entre 15 y 24 años a menudo se siente deprimido o tiene poco interés en hacer las cosas.

Los problemas más notables relacionados con la salud mental en estas edades, son trastornos de la conducta alimentaria (TCA), depresión, ansiedad, autolesiones, ideaciones y tentativas de suicidio, entre otras.

El COPIB inciden en la importancia de centrar los esfuerzos en la prevención, el diagnóstico precoz y en favorecer el acceso a una atención especializada de calidad a los niños en riesgo debido a problemas de salud mental preexistentes, que priorice el tratamiento psicológico y evite la medicalización. EFE


Deja un comentario

Your email address will not be published.