Skip to content

“Hay que sentir vergüenza para intentar entender y cambiar el mundo”, Garazi Sánchez

El Ocean Film Festival en Menorca comienza con una reflexión consciente que invita a actuar contra el cambio climático y propiciar modelos de vida y negocio más sostenibles

Imagen del coloquio celebrado en los cines Moix Negre de Ciutadella (Foto: Ocean Film Festival)
Imagen del coloquio celebrado en los cines Moix Negre de Ciutadella (Foto: Ocean Film Festival)

La surfista Garazi Sánchez (Getxo, 1992) ha abierto la primera edición del Ocean Film Festival en Menorca con una invitación ética a combatir en común el cambio climático y propiciar “modelos de vida y negocio más sostenibles y coherentes” y que garanticen la preservación del mar.

En Menorca, donde se encuentra la reserva de biosfera marina más extensa del Mediterráneo, Sánchez presentó “Vergüenza”, el documental que coprodujo y dirigió junto al cineasta Iker Elorrieta cuando una grave e inoportuna lesión frustró su sueño de pequeña de participar en unos Juegos Olímpicos. Una tarde de julio de 2018, mientras entrenaba en la playa francesa de Casernes con el objetivo de conseguir billete para los Juegos de Tokio, una mala caída la dejó exánime en la orilla y sin movilidad. Pese a los presagios iniciales, logró salvar la médula y, tras diez meses de recuperación, también su carrera deportiva. La entonces campeona de España y subcampeona de Europa ha logrado retomar su trayectoria profesional con entereza. De hecho, acaba de regresar de California, donde ha participado en el Mundial de la especialidad.

Pero el forzado parón por su accidente de hace cuatro años en la costa francesa ha cambiado para siempre su forma de ver el mundo y de relacionarse con él. Pese a que llevaba desde los 7 años sobre una tabla de surf, nunca había adquirido conciencia de la grave situación del mar hasta que, aprovechando el paréntesis provocado por la lesión, un biólogo marino, Pelayo Salinas, la advirtió “y esa ignorancia mía me hizo sentir vergüenza, y me llevó a entender porqué decimos que queremos un mundo limpio y, en cambio, miramos a otro lado. Quise convertir algo malo, como la vergüenza, para intentar entender, primero, y luego cambiar mi relación con el mar”.

Así nació “Vergüenza”, el documental que más de medio centenar de personas han visionado por vez primera en los cines Moix Negre de Ciutadella y cuya proyección propició un entretenido diálogo de los asistentes con la surfista. Un trabajo que la ha ayudado a “relativizar” los éxitos deportivos y buscar otras “compensaciones”.

Garazi Sánchez, que ya ha dado forma con “Quitando la vergüenza” a la segunda parte de su proyecto, llamó a vencer la desesperanza y a no permanecer inmóviles ante la situación actual. “Por eso quise entrevistar a personas que, desde algo que hacemos todos, como vestir, comer, desplazarnos y trabajar, se han ido quitando la vergüenza de encima y han pasado a la acción creando modelos de negocio y de vida más sostenibles”.

Santi Mier, fundador del movimiento Ocean 52, dice en el documental que “un niño puede cambiar la visión de siete adultos”, pero cuestiona que los adultos tengan el mismo influjo en la juventud, “a la que no se puede responsabilizar de lo que pasa”. Por eso, Garazi Sánchez ha llevado su proyecto a las escuelas e institutos de Vizcaya, donde la exhibición del documental ayuda a despertar conciencias entre las nuevas generaciones.

Ahora lo ha hecho en Menorca, donde la surfista dice haber encontrado la “manera de vivir más lenta y pausada que puede ayudar a llevar una vida más consciente y coherente”. En la isla ha encontrado menos olas que en el País Vasco, pero sí “un turismo responsable, que respeta y permite preservar la naturaleza. Es un lujo disfrutar de esta calma”.

La primera jornada concluyó con la proyección del documental “The Yin&Yang”, centrado en uno de los más afamados y emblemáticos surfistas del mundo, el hawaiano Gerri López.

Eunate Sáiz, directora del festival, se muestra “muy contenta por la positiva acogida que ha tenido el Ocean Film en esta primera edición. Esperamos volver a Ciutadella el año que viene”.

Por de pronto, el Ocean Film Festival viaja el próximo viernes a Maó donde, en los cines Ocimax, vivirá la jornada de clausura. Entonces, la periodista Marta Terrasa presentará en directo su libro de viajes “Winter in July”, de venta en Menorca en la Llibreria Sa Catòlica de Maó, y se exhibirán los ocho cortometrajes y mediometrajes documentales de la sección oficial.

A lo largo de la semana se llevan a cabo también actividades paralelas en la bahía de Fornells y Binibeca, donde los asistentes al festival pueden disfrutar de importantes descuentos para practicar windsurf, ski surf, buceo o yoga. El programa se hará extensivo el sábado 22 a la costa de Torrent, en Sant Lluís. Colaboran las empresas Wind y Ski Fornells, Binibeca Diving Menorca y la profesora Andrea Maso.


Deja un comentario

Your email address will not be published.