Skip to content

Las familias de baleares destinan el 31,8 % de sus ingresos a comprar una vivienda

Más que la media estatal que se sitúa en el 23,5 %

El contexto macrofinanciero es "muy complejo" (Imagen de Jens Neumann)
El contexto macrofinanciero es "muy complejo" (Imagen de Jens Neumann)

Las familias de Baleares tienen que destinar el 31,8 % de sus ingresos a comprar una vivienda, más que la media estatal, que se sitúa en el 23,5 %, más que un año atrás, cuando los hogares necesitaban dedicar el 20,1 % de sus ingresos.

Según datos del portal inmobiliario Idealista, la provincia de Guipúzcoa es la que mayor esfuerzo exige a sus ciudadanos, ya que es necesario destinar el 39,1 % de los ingresos familiares al pago de la vivienda. Le siguen Barcelona, con el 35,6 %; Madrid, con el 34,5 %, y Vizcaya, con el 33,8 %.

Por encima del 25 % se encuentran Baleares (31,8 %); Girona (26,9 %); Las Palmas (26,7 %); Málaga (26,3 %); Álava (26,3 %) y Santa Cruz de Tenerife (25,7 %).

El menor esfuerzo, en cambio, se da en la provincia de Cuenca, con el 12 %. A continuación se sitúan Teruel (12,3 %); Lugo (13,5 %); Ciudad Real (13,5 %); Jaén (13,6 %) y Toledo (13,7 %).

MADRID REGISTRA EL MAYOR INCREMENTO

Madrid es la provincia donde más crece el esfuerzo necesario para comprar una vivienda, al pasar de una tasa del 27,2 % de los ingresos familiares que se necesitaban en el tercer trimestre de 2021 al 34,5 % de este año, según se desprende del estudio publicado por el portal inmobiliario cruzando los precios de venta de septiembre con los costes financieros y la estimación de ingresos familiares.

Le siguen los incrementos de Barcelona (que pasa del 29,4 % al 35,6 %); Baleares (del 26 % al 31,8 %); Guipúzcoa (del 34 % al 39,1 %) y Vizcaya (del 29 % al 33,8 %).

Las menores subidas de la tasa de esfuerzo se encuentran en las provincias de Zamora, que ha pasado de exigir un 13,4 % de los ingresos familiares a un 14,2 % en el tercer trimestre de 2022, Lugo (del 12,6 % al 13,5 %) y Cuenca (del 11 % al 12 %).

EVOLUCIÓN POR CAPITALES

Solo 4 capitales exigen un esfuerzo superior al tercio de los ingresos para comprar una vivienda. Barcelona, con el 49,7 %, es la que más recursos familiares absorbe, seguida por San Sebastián (46,8 %), Madrid (41,3 %) y Bilbao (37,3 %).

La tasa de esfuerzo más baja se encuentra en Ávila (16 %); Zamora (16,1 %); Jaén (16,2 %); Lugo (16,3 %); Cáceres (16,6 %); Teruel (17,1 %) y Ciudad Real (17,1 %).

Por lo que respecta a las mayores subidas, Barcelona lidera la clasificación pasando del 35,4 % al 49,7 % de los ingresos familiares.

Le siguen los incrementos de Madrid (del 32,5 % al 41,3 %); San Sebastián (del 38,7 % al 46,8 %); Palma (del 26,3 % al 33,3 %); Cádiz (del 25,8 % al 31,9 %); Bilbao (del 31,5 % al 37,3 %); Málaga (del 22,6 % al 27,8 %), Valencia (del 21 % al 26 %) y Sevilla (del 21,5 % al 26,1 %).

La ciudad de Zamora es en la que menos ve aumentado el esfuerzo necesario para adquirir una vivienda, pasando del 14,8 % al 16,1 %, seguida de Cáceres, que pasa del 15,1 % al 16,6 %. EFECOM


Deja un comentario

Your email address will not be published.