Skip to content

Un Hestia Menorca superlativo en defensa se lleva la victoria y jugará la final de Copa

Diego Alderete, MVP de un gran partido.
Diego Alderete, MVP de un gran partido.
Foto: Tolo Mercadal
Bintaufa crece en número de asistentes cada jornada, acumulando 15.163 espectadores en las nueve jornadas del equipo como local
Bintaufa crece en número de asistentes cada jornada, acumulando 15.163 espectadores en las nueve jornadas del equipo como local

Partido de muchos quilates el vivido en un Pavelló Bintaufa que registró la mejor entrada de la temporada, 2500 personas, y que se llevó el Hestia Menorca ante el Gran Canaria, 69-63, desde una superlativa defensa, especialmente tras el descanso. Un triunfo con un valor doble, el clasificatorio, que deja a los de Javi Zamora más líderes, y el billete para una histórica final de Copa en el bolsillo.

Ambos equipos demostraron el porqué son primero y segundo, brindando un gran partido a todos los presentes. Capitales fueron jugadores como Diego Alderete, 14 puntos 8 rebotes y 20 créditos de valoración, o la segunda mitad de Edwin Jackson, acabando con 15 puntos, pero sería injusto el dejar en el olvido nombres como Tomaic, 8 puntos y 9 rebotes o la aportación en momentos clave de jugadores como Varela o Molins, éste especialmente en el último cuarto.

El Gran Canaria salió muy serio en defensa, Del Cerro anulaba a Jackson y el resto del equipo hacía que el ataque menorquín fuera algo espeso, de ello sacaron provecho, consiguiendo siete puntos de renta tras un triple de Serrano y un 2+1 de Fernández, 5-12. La reacción llegó desde el banquillo, entre los frecuentes cambios, Varela tomaba el timón y anotaba un triple, en el interior Tomaic, de espalda al aro, empezaba ha hacer daño, seis puntos casi consecutivos del pívot, y la elevación del nivel defensivo, permitían cerrar el primer acto con un ajustado 16-18.

Los primeros minutos del segundo período derivaron en un intercambio de acciones que ponían primero al Hestia Menorca por delante tras dos acciones consecutivas de Alderete, gran cuarto el suyo con 8 puntos,, recuperadas por los visitantes tras un 2+1 de Duscak, para llegar al ecuador con un ajustado 25-26 tras el triple convertido por Longarela. El guion no cambió hasta el descanso, buenas defensas y juego ofensivo espeso por ambos bandos, provocando máxima igualdad, 27-28, 31-30 y 31-34 al descanso, con las espadas en todo lo alto.

Tras el paso por los vestuarios apareció el acierto desde el 6.75 en ambos equipos, Serrano, Paunov y Duscak por el Gran Canaria y Jackson y Tamayo por el Menorca dejaban el marcador en el 39-43, que igualaría y superaría el equipo de Zamora a base de defensa y el mate de Tomaic que obligaba a Gabriel Alonso a para el partido con 45-43, eran los mejores minutos y tuvieron continuidad para cerrar un 10-0 de parcial que daba la máxima renta a los menorquines, +6, tras cuatro puntos consecutivos de Varela. Un 2+1 de Duscak, cortaría la sequía, pero Jackson, 8 punto en este tramo, cerraría el período con una canasta sobre la bocina que mantenía los seis puntos de ventaja, 54-48.

La mejor versión del Hestia Menorca tuvo continuidad, manteniendo el gran nivel en campo propio y aprovechando acciones de Alderete Jackson y Molins, 60-50 a 7:24 del final y nuevo tiempo muerto del coach visitante. El equipo visitante supo volver a entrar en el partido, tras falta de Tomaic, la quinta, y técnica al banquillo, que caldeó, y mucho, el ambiente, reducía a 5 la distancia con cuatro minutos por jugar y Zamora pidiendo tiempo muerto, un parón que surtió efecto, Molins, uno de los sustentos ofensivos en este cuarto, abortó el intento de remontada canaria y el equipo supo gestionar a la perfección las posesiones finales y abstraerse de la discutida labor arbitral, asegurando un triunfo que vale una final de Copa.

Estadística Oficial del Partido


Deja un comentario

Your email address will not be published.