Skip to content

Susana Mora apela a la cohesión social para afrontar la incertidumbre económica

Diada institucional.
Diada institucional.
Susana Mora ofreció el discurso de Sant Antoni ante un Pleno de gala. (Fotos: T.M.)
Ple2
Ple2

Maó, 17 ene (EFE).- La presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora, ha enfatizado la vuelta a la normalidad en el discurso de la Diada, tras dos años de restricciones por la crisis sanitaria de la covid-19 y ha apelado a la cohesión social para hacer frente a la actual incertidumbre económica.

Mora ha realizado el discurso en el salón de plenos del Consell, en Maó, y donde ha destacado la importada de la cohesión social, “el enorme valor distintivo que fundamental la convivencia”. “Es el motor moral que nos ha de ayudar a superar la situación de incertidumbre económica y social que estamos sufriendo”, ha asegurado.

“Si somos capaces de mantener aliadas las voluntades de todos, seremos capaces, desde la complicidad social, de vencer todas las dificultades”, ha animado.

La presidenta ha asegurado que, contra los efectos derivados de la invasión a Ucrania, ha tenido peso en la isla poder contar con un tejido productivo fuerte, así como la adopción de medidas para reducir el impacto, por parte de todas las instituciones.

“Menorca ha sabido retomar el camino con vigor y convicción. Ha respondido de una manera positiva, destacada, a los enormes desafíos económicos y sociales que la confluencia de tantas circunstancias adversas ha provocado en las sociedades de nuestro entorno mediterráneo”, ha asegurado.

Mora también ha hecho referencia a la influencia del turismo en la economía menorquina.

“El turismo tiene que poder ser el motor del bienestar de todos. No puede convertirse, por exceso, en fuente de discordia. Es necesario armonizar la cohesión social”, ha insistido.

El treinta aniversario de la declaración de Menorca como Reserva de Biosfera que se cumple este año también ha sido recordado por la máxima autoridad política de la isla.

“Fue un hito para nuestra sociedad y nos hemos de sentir orgullosos. Y a pesar que la guerra ha demorado la decisión estamos esperanzados que muy pronto la UNESCO reconocerá la cultura talayótica declarándola patrimonio de la humanidad”, ha reivindicado.

Además, ha recalcado los efectos positivos de la recientemente aprobada ley de Consells y de los 40 años de la aprobación del Estatuto de autonomía.

En cuanto a los retos pendientes, Mora ha dado prioridad a las políticas de acceso a la vivienda, para las que ha apelado al diálogo y el acuerdo político y social, y la necesidad de resolver el problema de falta de agua y de su calidad.

“Tenemos que garantizar en todo momento la suficiencia energética y su origen renovable. Hemos de avanzar hacia una gestión ejemplar de los residuos. Y hemos de hacer del transporte y la conectividad unos derechos que sean capaces de generar acceso a otros derechos, a nuevas y mejores oportunidades. Porque no podemos ni queremos ser una isla aislada”, ha advertido.

La presidenta menorquina ha señalado la calidad, la diversificación, la prolongación de la temporada y la integración de los sectores tradicionales como bases para un crecimiento económico fundamentado en las industrias vinculadas al turismo “a partir, siempre, de la preservación de los recursos naturales y de la planificación con mesura de las infraestructuras básicas”.

“Hemos de ser capaces de mantener el equilibrio, la ponderación que con tanto esfuerzo y sacrificios hemos conseguido, la confluencia entre la protección de la convivencia y la generación de nuevas oportunidades”, ha reivindicado, y ha alertado de que eso solo será posible “a través del diálogo y del acuerdo”.


Deja un comentario

Your email address will not be published.